Imagen

Joseph Bolitho Johns (Cornualles, 1826), también conocido como Moondyne Joe, fue el bandolero más famoso de la Australia británica. Goza además del dudoso honor de ser la persona con mayor número de evasiones penitenciarias exitosas. Tras sobrevivir a una viruela, ni el correccional de Borstal, ni las prisiones de Fremantle ni Toodyay (hasta tres veces esta última), consiguieron que Moondyne Joe cumpliera las penas impuestas por múltiples robos.

A pesar de sus esfuerzos; falleció encerrado en un manicomio a los 74 años y fue enterrado en Fremantle, junto a su esposa.

Todavía hoy puede leerse en su lápida la palabra galesa “Rhyddid”: Libertad.

Iluminados por la tenacidad de Moondyne Joe para eludir sus responsabilidades, dedicaremos el fin de semana a evitar nuestros propios deberes con la intención de localizar nuevas maravillas que ofrecerles.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Ocurrió en Febrero de 2014

5 de febrero

Asalto a la familia del periodista deportivo Paco González

Una turbia historia de amor despechado, pagafantismo criminal y sicarios búlgaros. Está pidiendo a gritos un especial Mundo Extraño.

7 de febrero

La caza del hombre en Plasencia

Nuevo (y truculento) episodio de Extremadura Noir del que nos hicimos eco en esta casa.

13 de febrero

Un niño de diez años coge el coche de sus padres y dice “ser un enano” que ha olvidado el carnet

A pesar de que los hechos no parecen del todo reseñables, sí nos parece destacable la brillantez precalara del niño poniendo como excusa ser mayor de edad acondroplásico.

18 de febrero

La policía de Nigeria cierra un restaurante que servía cabezas humanas

Nouvelle cuisine aderezada con Kalashnikovs en un simpático ejercicio de xenofobia patria. El negocio, sin embargo, no estaba mal pensado: lo que se pierde en “simpas” se ahorra en ingredientes.

21 de febrero

Manadas de chihuahuas salvajes aterrorizan Arizona

Varias manadas enloquecidas de perros en miniatura tienen tomado el vecindario de Maryvale (Phoenix). De momento no hay bajas personales, pero no perdemos la esperanza.

25 de febrero

Condenan a Tomasín a 6 años de prisión

Termina (al menos de momento) la historia de Tomasín, protagonista de nuestro Especial Mundo Extraño. Debido al tiempo pasado en prisión preventiva, saldrá libre en año y medio; lo cual nos deja cierto margen para soñar con una fuga carcelaria.

Mundo Extraño agradece las aportaciones de Frunk, Infrafrequency y Patient para esta publicación.

Imagen

Este es uno de esos casos en los que no nos vemos capaces de superar la fina prosa de la Wikipedia.

The K class submarines were a class of steam-propelled submarines of the Royal Navy designed in 1913. Intended as large, fast vessels which had the endurance and speed to operate with the battle fleet, they gained notoriety, and the nickname of Kalamity class, for being involved in many accidents. Of the 18 built, none was lost through enemy action but six sank in accidents. Only one ever engaged an enemy vessel, hitting a U-boat amidships though the torpedo failed to explode.

Querían unos submarinos que fueran capaces de ir a toda pastilla y acompañar a los cruceros. Consiguieron unas ratoneras que ni iban rápido ni eran capaces de sumergirse rápidamente. Tres veces más lentos que los submarinos alemanes. El orgullo de la Royal Navy.

Más información sobre estas magníficas máquinas de matar a sus ocupantes

Debemos el chivatazo sobre Kubmarinos a un anónimo lector. Por favor, sigan mandando locuras.

Enlace

El obispo de Cerecea, todo un misterio

Durante el verano de 2012 se anduvo a vueltas con un obispo que llevaba varios años oficiando las misas de la romería de un pueblo de Piloña (Asturias). Inquietos a causa de sus atributos obispales -una mitra y un báculo muy peculiares- algunos se dedicaron a indagar en su identidad.

El obispo resultó ser un camarero madrileño que, gracias a la supuesta condición de ilustrísima, pasaba los veranos en Cerecea comiendo por la patilla. Por si eso fuera poco reseñable, al ser acusado de impostor se defendió alegando ser obispo del Palmar de Troya; tal y como se indica en la noticia convenientemente titulada “¿Antoñito obispo? No me hagas reír”.

Tan sólo cuatro días después, en un bello capricho del destino, otro supuesto obispo fue detenido en Asturias por estafa bancaria. En este caso un tal Christian Lambert, polaco de 40 años que decía ser obispo de la Sociedad del Papa León XIII.

Asturias, 6 de junio de 2012.

El obispo de Cerecea, todo un misterio

Enlace

El niño más pequeño [que no os engañen: va de bombas nucleares]

Si llegan al final (ojo: largo de narices), habrán leído sobre bombas nucleares llevadas en mochilas, depósitos de armas a ambos lados del telón de acero, lanzamiento de bombas nucleares en paracaídas, marines simulando ataques con bombas nucleares de bolsillo en New Hampsire, y gente recorriendo docenas de kilómetros con una bomba nuclear a cuestas para descubrir que no pueden detonarla porque han matado al sargento McKenzie, que era el que se sabía el código de activación.

¿Hemos dicho BOMBAS NUCLEARES?

El niño más pequeño [que no os engañen: va de bombas nucleares]

Galería

Justo Gallego (Madrid, 1925) vio truncado su sueño de ser monje cisterciense al ser expulsado del monasterio a los 36 años por una tuberculosis. Decidido a llevar una vida entregada a la causa en la que cree, comenzó en 1961 a construir un templo en la finca familiar de Mejorada del Campo (Madrid).

Sin conocimientos de arquitectura y gracias sólo a sus manos y a un par de huevos muy serios, Justo lleva 53 años construyendo su propia catedral a la Virgen del Pilar. Un edificio de 35 metros de altura con una cúpula de 22 metros de diámetro; levantado con esfuerzo y esporádicas ayudas altruistas. Una obra que, a pesar de haber sido expuesta en el MOMA de Nueva York, peligra por presiones burocráticas.

Maravillados ante la determinación de don Justo, dedicaremos el fin de semana a rechazar todo entretenimiento y ordenar nuestros archivos con el objeto de localizar impactantes maravillas que traerles.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Imagen

Traemos hoy una maravilla autoexplicativa sacada de la colección privada de Mundo Extraño. La fotografía fue publicada por La Nueva España entre 2004 y 2006 (no consta la fecha en el recorte). Lamentamos la vaguedad de la referencia y la mala calidad del escaneo, pero consideramos que era digno de ser compartido igualmente.

Aprovechamos además para animarles a leer sobre el peculiar culto a La Santa Muerte; también conocida como La Señora o la Niña Blanca.

ESPECIAL MUNDO EXTRAÑO: Tomasín, el Rambo de Tineo.

El 4 de septiembre de 2011 La Llaneza (pueblo del concejo de Tineo, Asturias) amanecía con otra funesta noticia¹: Manuel Rodríguez Villar, ganadero, aparecía muerto en una cabaña con una herida en la cabeza. Todo era confuso. Se desconocía el origen de la herida así como el paradero de su hermano, Tomás, que vivía en la cabaña como un ermitaño.

El día siguiente se informó de las exequias del fallecido, así como de la infructuosa búsqueda de su hermano por la Guardia Civil. Algunos vecinos lamentaban la pérdida de Manolo; otros volvían a destacar -en un bellísimo eufemismo- que “Tomasín no está en condiciones mentales óptimas”. No obstante, la Guardia Civil seguía sin tener un sospechoso claro.

Once días después de la muerte, el 13 de septiembre, la Guardia Civil intensificaba las batidas por el monte con perros tras más de una semana de búsquedas sin resultado. Tomás conocía la montaña e incluso disponía de cuevas en las que solía pasar temporadas. Sin nada claro todavía, los agentes intentaron la Conexión Portugal mientras seguían con la búsqueda de Tomasín (el cual había sido avistado en las cercanías). Algunos medios nacionales publican la noticia del prófugo, pero el suceso empieza a disolverse en la prensa sin mayor interés.

Es entonces, un mes más tarde, cuando explota la épica.

El 14 de noviembre el periódico La Nueva España publica la noticia “TOMASÍN, EL ÚLTIMO COMANDO”, en la que se hacen eco de la más reciente novedad del caso: Las cámaras de seguimiento del oso pardo graban a Tomasín con poncho, casco militar y unas botas dando esquinazo a la Guardia Civil.

Salta la liebre y se confirma que Tomasín, ahora sí principal sospechoso, lleva 46 días evitando batidas diarias de la Guardia Civil. Incluso bajando a comprar conservas y embutidos moviéndose por el pueblo en taxi. Empieza además a surgir cierta simpatía popular por el tipo que lleva mes y medio toreando a más de 40 agentes de las fuerzas del estado.

Finalmente, tras 57 días echado al monte, Tomasín es detenido en la “Operación Altasierra” y recibido entre aplausos por sus vecinos. Para entonces los medios regionales y nacionales (por favor, especial atención a la MARAVILLOSA pieza audiovisual que acompaña la noticia del ABC) ya le habían bautizado como “El Rambo de Tineo”.

image

Días después, Tomasín confiesa haber matado a su hermano porque éste le maltrataba reiteradamente; certificando incluso por médicos y conocidos haber sufrido hasta 4 roturas de tabique nasal. Se reveló además que la muerte se produjo por un arma de fuego fabricada por el propio Tomasín. A estas alturas el diario El Comercio publica la retrospectiva titulada “Yo perseguí a Tomasín” en la que se mencionan jugosos detalles como su colección de casetes de “Los Chunguitos” o los 35.000€ que escondía en dos botes de Cola-Cao. También gracias al Comercio sabemos que para defenderse usaba una pistola hecha con un grifo.

La última noticia de la historia ocurre el pasado martes 11 de febrero de 2014, día en el que se abrió el juicio contra Tomás. En un loco giro de guión, Tomasín negó el homicidio y omitió los abusos de su hermano; dejando completamente vendido a su propio abogado. No obstante, el jurado popular apreció la legítima defensa y la causa quedó vista para sentencia.

Para terminar y quedando expectantes de la pena que se imponga; Mundo Extraño aplaude con vehemencia a todos los continuadores del espíritu celtibérico que tomaron parte en esta maravillosa historia de crímenes rurales.

¹ La semana anterior había fallecido una vecina en un accidente no relacionado.