Enlace

El niño más pequeño [que no os engañen: va de bombas nucleares]

Si llegan al final (ojo: largo de narices), habrán leído sobre bombas nucleares llevadas en mochilas, depósitos de armas a ambos lados del telón de acero, lanzamiento de bombas nucleares en paracaídas, marines simulando ataques con bombas nucleares de bolsillo en New Hampsire, y gente recorriendo docenas de kilómetros con una bomba nuclear a cuestas para descubrir que no pueden detonarla porque han matado al sargento McKenzie, que era el que se sabía el código de activación.

¿Hemos dicho BOMBAS NUCLEARES?

El niño más pequeño [que no os engañen: va de bombas nucleares]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *