Enlace

Investigado un cirujano británico por poner sus iniciales en un hígado

Esta noticia plantea un interrogante: si no hubiera habido una intervención posterior, la firma del cirujano agresor nunca habría sido descubierta. ¿Es un salto demasiado grande pensar, sospechar, especular que, además de firmar, le dejó algo a medio curar, o se aseguró de alguna forma de que volviera a pasar por quirófano? ¿Se trataba de un plan o fue una inspiración momentánea? ¿Queremos saberlo? ¿De verdad nos interesa tanto?

Londres, 25 de diciembre de 2013 (¡Feliz Navidad!)

Investigado un cirujano británico por poner sus iniciales en un hígado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *