Galería

En una lamentable falta por nuestra parte, todavía no habíamos destacado a ninguna mujer ilustre en la sección de los viernes. Para entonar el mea culpa y poner solución a nuestro error, queríamos dedicar el espacio que se merece a una mujer impregnada del sentido de la maravilla. Una líder admirable, tenaz y emprendedora que no hubiese dejado indiferente ni a propios ni a extraños.

En definitiva, a una mujer como Madame Ching Shih, la Reina Pirata.

Nacida en China circa 1775 tuvo una dura juventud como prostituta. Con 26 años fue raptada para ser desposada con el infame pirata Zheng Yi. Ching Shih abrazó su nueva vida piratesca como consorte del capitán y comenzó a ganarse el respeto de la tripulación. En 1804 Zheng Yi usó su fama para persuadir a varios capitanes y formar la Flota de la Bandera Roja. Sin embargo, tres años después, Zheng murió en un accidente dejando Ching Shih en una frágil posición.

Lejos de amilanarse, lideró los barcos de su marido, asentó su status a base de acuerdos estratégicos y relaciones personales; tomó cuantiosos botines y se aseguró la lealtad de otras tripulaciones. En sólo unos meses, Ching Shih “La viuda” se hizo con el control de los 300 barcos y más de 20.000 hombres de la Flota de la Bandera Roja.

Su segundo gran logro fue la creación del código de flota. Estableció reglas de reparto equitativo de botines, protegió a los civiles que cooperaban y decapitó a todos los que violaban mujeres. Los británicos, quienes eran clavados por los pies al suelo y matados a golpes, terminaron conociéndola como “El Terror de China del sur”.

Su tercer logro (y probablemente el mayor de todos) fue morir de anciana. Tras acogerse a una amnistía del gobierno de China, conservó su riqueza y regentó una casa de apuestas hasta los 69 años.

Maravillados ante la grandeza de Madame Ching Shih, dedicaremos el fin de semana a buscar más historias inspiradoras que traerles.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *