Imagen

Partamos de que parte de o todo lo que viene a continuación podría ser mentira. Al fin y al cabo, nuestro modelo de comportamiento de hoy, Elmyr de Hory, se distinguió como falsificador y estafador, además de como pintor. Lo que se sabe de su vida viene principalmente de lo que le contó a otro mentiroso, Clifford Irvings.
Y es, esencialmente, esto: nació en Hungría, hijo de aristócratas, embajadores o gente normal. Se hizo amigo de un espía británico, lo que lo llevó a la cárcel en Transilvania. Salió tras ganarse a un oficial pintando su retrato. Al año, otra vez: por homosexual y judío (era calvinista). Tras ser apaleado, lo llevaron a un hospital de presos en Berlín. Escapó. Volvió a Hungría, cogió el poco dinero que pudo (sus padres habían sido asesinados y sus propiedades confiscadas) y sobornó a guardias de fronteras hasta llegar a Francia.

(Pausa para aliento, que aquí ni siquiera había empezado su carrera como pintor/falsificador).

En París intentó vivir de la pintura, y lo consiguió, pero copiando cuadros famosos. Vendió varios “Picassos” a galerías. Se asoció con un marchante de arte que le estafó. Se fue a Estados Unidos, siguió con lo suyo. Nueva York, Modigiliani, Matisse, Los Ángeles, Miami, Renoir, Ibiza… todo fue más o menos bien hasta 1964, cuando empezó la persecución judicial de su socio, Fernand Legros. De Hory tuvo que huir de la justicia, hasta que se cansó y volvió a su casa de Ibiza, donde fue detenido y condenado por un tribunal español a dos meses de cárcel por -sorpresa- homosexual.

Murió algunos años después, cuando iba a ser extraditado a Francia, por sobredosis voluntaria de pastillas para dormir.

Aprendamos de Elmyr de Hory: varias veces encarcelado injustamente, nunca por su notoria e inofensiva actividad delictiva. Y, lo que hace que su nombre merezca figurar en esta galería de modelos, a día de hoy sus falsificaciones se venden a precios completamente fuera de toda medida.

Mundo Extraño vuelve dentro de dos semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *