Imagen

Lo que ven arriba es la pieza conocida como “El Pato de Vaucanson”, la obra maestra de Jacques de Vaucanson.

Obsesionado con los autómatas, construyó numerosos artefactos entre 1737 y 1743. El pato era un mecanismo de más de 400 piezas que podía realizar acciones básicas como batir alas, beber, digerir grano y defecar (aunque esta parte tenía su truco, en tanto que la comida era almacenada en un depósito mientras que las heces salían de otro).

Tras su creación, Jacques desempeñó diversos cargos públicos relacionados con la producción textil, llegando a crear el primer telar automático de la historia en 1747.

Si bien muchas de sus creaciones fueron destruidas durante la Revolución Francesa, el Pato sobrevivió hasta 1879, cuando se perdió durante un incendio en el museo. No obstante, desde entonces, se han construido numerosas réplicas siguiendo los planos del propio Vaucanson.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=-wR6jAYgVPM]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *