Semana de Puertas Abiertas – I

Para comenzar con esta semana, nuestra lectora Laura RM nos trae una hermosa historia de cómo las ancestrales costumbres de un país en el que hay una dosis de endogamia que sería la envidia de cualquier caserío del norte de la Península pueden destruir las vacaciones de una niña, si se combinan con una burocracia inflexible. Disfrútenlo, sea cual sea su nombre.

Los oscuros recovecos del Comité de Nombres

‘Harriet’ no tiene declinación. ‘Harriet, Harrietae, Harriem’ no es una posibilidad lingüística en islandés, y por eso la hija de la familia Cardew, de padre inglés y madre islandesa, no tiene derecho a tener su nombre en el pasaporte. Ella y su hermano Duncan han viajado hasta ahora como Stúlka y Drengur Cardew: “Niña” y “Niño” Cardew. Pero ahora el Gobierno ha decidido aplicar la ley al pie de la letra, y exige a los ciudadanos que tengan nombres islandeses, o sea, como Dios manda.

La pequeña Stúlka tiene diez años y  Drengur, doce. Creemos que los cuentan desde que atravesaron el bautizo de fuego de los dragones familiares.

Islandia tiene un Registro Oficial de Nombres que incluye 1.853 femeninos y 1.712 masculinos, y un Comité de Nombres que decide si  el que le vas a poner a tu hijo vale o no. En caso de que el tuyo no esté en la lista, tienes que pedir un permiso especial a este organismo. No es tan orwelliano como parece: los críos de padres extranjeros se libran. El drama es el siguiente: el Comité de Nombres podría dejar sin vacaciones en Francia a la familia Cardew este verano, y han enviado un mensaje a la Embajada Británica para que les expedite un pasaporte urgente. La niña podría obtener un pasaporte con su nombre real si adoptara un segundo apelativo que sí formara parte del listado. Pero tengamos en cuenta que algunos de los nombres permitidos incluyen Aagot, Ásfríður, Bebba, Brá, Dimmblá, Eybjört, Glódís, Jórlaug, Obba, Sigurfljóð y Vagna. No es tan de extrañar que el padre considere el asunto “bastante tonto”.

Los nombres propios en Islandia, según detalla este artículo en el diario británico The Guardian, tienen especial importancia porque la mayoría de los apellidos simplemente denotan si eres hijo de tu padre o de tu madre. “Los descendientes de Jón Einarsson, por ejemplo, podrían ser Ólafur Jónsson y Sigríður Jónsdottir”, explica el artículo. El primero el hijo, la segunda la hija. Para evitar que todo el mundo se llame igual, en el listín telefónico aparecen por su nombre de pila.

Una madre puso hace 16 años un nombre de chico a su hija, Blaer. Significa “suave brisa”. Y durante toda su infancia la niña apareció en los documentos oficiales también como Stúlka. La madre se enzarzó en una batalla legal que finalmente ganó el año pasado, cuando un jurado de Reikiavik (cuyo alcalde opina que la norma es “estúpida”) aceptó Blaer como nombre de chica. Según este artículo de la BBC, la norma sirve para “cumplir con ciertas normas gramaticales y de género y de salvar al niño de un posible bochorno”. Del bochorno de no llamarte Vagna, evidentemente.

Islandia no es el único país que vela por los traumas de los niños. Japón y China también tienen leyes intervencionistas en este sentido. El Gobierno alemán impidió en 2002 a unos padres turcos llamar a su hijo Osama Bin Laden. Tampoco puedes ponerle Merkel, porque los apellidos germanos no pueden usarse como nombres de pila. Una desgracia. Y Nueva Zelanda prohibió poner a un bebé 4Real porque los apelativos no pueden comenzar con un número; también una auténtica pena.

 ACTUALIZACIÓN – Queremos aprovechar la entrada para agregar la información aportada por otro lector. Zaraphiston nos deleita con la existencia de una aplicación para evitar el incesto en Islandia. En esencia la idea es acercar los teléfonos para comprobar que los usuarios no son primos.

Imagen

Cualquiera lo diría: Mundo Extraño, el proyecto condenado al fracaso que nació como una simple broma, ha cumplido medio año.

Todavía no sabemos si eso significa que la idea es un éxito o, simplemente, que hasta lo de fracasar nos lo tomamos con calma. Probablemente lo segundo. Aunque bien es cierto que los robots (y algunos testimonios) revelan que Mundo Extraño está triunfando en Murcia y Extremadura. Pero bueno, dejemos por el momento a los robots.

Decíamos que hace ya seis largos meses empezábamos esta bomberada con una foto y un chiste de nicho (de nicho warhammero, para ser exactos). Por aquel entonces éramos jóvenes, no teníamos ningún plan y Crimea todavía era Ucrania. De hecho incluso teníamos miedo de no encontrar material suficiente.
Pobres infelices éramos.

Hoy hemos madurado. Mantenemos el frescor de espíritu y un pelazo francamente envidiable, pero nuestras almas han crecido. Mientras Mundo Extraño evolucionaba, ustedes y nosotros hemos mirado a La Maravilla frente a frente sin titubeo. Hemos hablado de movidas enterradas, bichos peligrosos, artefactos peculiares, héroes y heroínas.

Y el caso es que ahora hemos cogido carrerilla y no podemos dejar de hacerlo.

Pero bueno… ¿Cuáles son las conclusiones de estos seis meses? Pues ciertamente los robots tienen preparadas algunas. Por ejemplo: Tenemos 85 seguidores fieles y en junio marcamos un máximo de 130 visitantes únicos. La duración de las visitas es complicado medirla por nuestra configuración de enlaces; pero al menos un 17.7% de la gente permanece en el blog durante más de una hora. Curiosamente la historia más visitada es ésta; mientras que la más triste y abandonada fue ésta.

Con todo esto queremos decir que lo más importante de Mundo Extraño son ustedes: la gente que nos lee. Por supuesto nos echamos unas risas comentando las historias delante de la chimenea con una copa de coñac, pero los Archivos son un lugar solitario y la gracia está en compartirlas.

Por esta razón -pensamos nosotros-, ¿qué mejor manera de celebrar el semiversario que rodeados de la gente que nos lee? Así pues hemos organizado una Semana de Puertas Abiertas. Un especial en el que cada día de la semana publicaremos una historia elegida y escrita por lectores y lectoras habituales de esta humilde casa. Personas aguerridas que vendrán a ayudarnos en la catalogación de La Maravilla y que recibirán el título de Exploradores Honorarios (además de los correspondientes óleos ecuestres para la Biblioteca).

En definitiva, un especial que sirva para hacerles partícipes de nuestro amor por la loca realidad en la que vivimos. Después de todo…

El mundo es un lugar extraño. Mantengámoslo así.

Ocurrió en junio de 2014

¿Otro mes? ¿De verdad? Deberíamos dedicar todo el instrumental de los Archivos a estudiar la inquietante velocidad a la que pasa el tiempo. Y aunque tampoco queremos ser como esos jovenzuelos enamoriscados que celebran cualquier efeméride; lo cierto es que, así con la tontería, Mundo Extraño está a punto de cumplir medio año.
Efectivamente, algo habrá que hacer.

Pero hoy es hoy y los cánones mandan recapitular las pequeñas maravillas que se quedan por el camino. No es que sean muchas; la mayor parte fueron eclipsadas por dos grandes eventos mediáticos: el Mundial de fútbol y el quilombo monárquico (en su segunda acepción). Curiosamente ambos -Selección y monarca- nos vendieron el asunto como un triunfo de la Armada Invencible y al final la cosa terminó como…. bueno, la Armada Invencible. A las pruebas nos remitimos. Si este mes no fue zeitgeist celtíbero, que bajen los dioses y lo vean.

Pero no nos extendemos más, vamos al tema:

9 de Junio

Un ordenador supera el test de Turing

Brevemente: El test de Turing es una prueba diseñada para determinar la existencia de inteligencia en una máquina. Es decir, esto fue una noticia excelente si es usted un robot asesino del futuro. No obstante varios días después se confirmó que no, que al final la prueba no había sido superada. Desde aquí les diríamos a las máquinas que tampoco se obsesionen con lo de la inteligencia; al fin y al cabo nosotros llevamos milenios con el telencéfalo desarrollado y ya ven ustedes el panorama.

11 de Junio

Nacen dos perros verdes en Laguna de Duero

Primera vez que en Valladolid se utiliza la frase “perro verde” para referirse a algo que no sea militante de IU. Y es que desde hace unas semanas la región cuenta con dos canes de dicho color. Por lo visto puede ser producido por exceso de biliverdina, pero los veterinarios tampoco parecen muy convencidos. Aun así, muy bien todo. De momento, punto para la Madre Naturaleza.

12 de Junio

Un par de señores construyen un Monte Rushmore de cecina

La existencia de un día nacional de la cecina ya es algo mágico. Pero si además se conmemora con esculturas de carne marinada y encima da para juego de palabras (aunque sea en inglés), pues mejor que mejor. Por otra parte, ya lo tenemos dicho: nos rendimos ante las causas pintorescas.

22 de junio

Un estudiante queda atrapado en una vagina de mármol

Si eso parece una situación incómoda no queremos imaginarnos cuando sus futuros hijos vengan con preguntas. La noticia ofrece además un catálogo de chistes gruesos que se extiende hasta el infinito. Enlazamos un periódico nacional para que cualquier valiente pueda asomarse a la fosa séptica de los comentarios.

Y por supuesto:

image

En esta casa nos gustan los animalillos y el siglo XXI, de ahí que el toreo y los reyes no sean santo de nuestra devoción. Si embargo, sabemos reconocer la grandeza y por eso reivindicamos esta fotaza. Dado que Lo Militar ya está presente en el uniforme de Su Majestad, sólo echamos de menos a la Iglesia para redondear la bellísima estampa.

Además, qué demonios: somos fans de Padilla. Ese hombre tiene todo el flow de España.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Enlace

Un pescador siberiano pesca un dios de hace cuatro mil años (Hola, Dagón)

Un señor siberiano está examinando el contenido de sus redes y encuentra un objeto que parece una piedra. Va a tirarlo al agua de nuevo, pero algo se lo impide. Una especie de presentimiento le obliga a acercar la piedra a su cara y mirarla con más atención. El rostro tallado en un extremo del objeto le devuelve la mirada. Es una mirada seria, que proviene de unos ojos toscamente trazados, a la que miles de años de olvido han dotado de una furia indiferente.

El pescador guarda la figura y la lleva al museo local, donde los arqueólogos datan su creación. Se trata de un antiguo dios de la Edad de Bronce. Un ídolo que habrá sido adorado por sabe Dios qué criaturas, y al que sin duda habrán sido sacrificadas multitud de vidas. Una deidad de otro tiempo, cuyo poder remite a edades anteriores a la de la Ciencia y las Artes. El que en el pasado movió a pueblos de cazadores cubiertos de pieles a matar, amar, saquear y construir, ahora es un trozo de cuerno fosilizado en las vitrinas de un pequeño museo de Siberia, tan inofensivo como una moneda de cobre acuñada en Bizancio al final del siglo XII.

El pescador sabe que no es así.

Un pescador siberiano pesca un dios de hace cuatro mil años (Hola, Dagón)

Enlace

Un santero manda por correo dos cráneos dentro de ositos de peluche

Un santero desentierra dos cráneos y los envía por correo postal. Por lo visto la actividad está dentro de su ámbito laboral: el hombre tiene un puesto en un mercadillo y se dedica a vender plantas medicinales y huesos (a nosotros no nos miren).

De todos modos nos parece muy curioso lo de rellenar peluches con restos humanos.

Es como disecar, pero al revés.

México, 23 de junio de 2014.
Historia aportada por Zooplancton.

Un santero manda por correo dos cráneos dentro de ositos de peluche

Enlace

Detenido por la muerte de dos perros (a flechazos)

Que un salvaje mate a dos perros en una finca extremeña no es noticia, y menos para esta casa. Una barbaridad más, por desgracia.

Que lo haga a flechazos llama nuestra atención un poco más.

Que el mencionado salvaje sea un señor de cuarenta años que es rápidamente identificado por la Guardia Civil como sospechoso por vivir en medio de un eucaliptal en una cabaña, ahí ya estamos hablando de lo que nos gusta.

Si, además, junto a la cabaña se encontraron un arco y veinte flechas escondidos en unos matorrales, que hubiera una tienda con lonas de camuflaje y, en su interior, “una escopeta, un rifle, munición para los mismos, cargadores, pistolas de aire comprimidos con sus cargadores y munición, botellas de recarga de aire comprimido, un arco con un centenar de flechas, silenciadores y machetes”, miel sobre hojuelas.

Un detalle que entendemos necesario para el correcto discurrir de la justicia, pero que no deja de tener su gracia, es el análisis al que se sometieron las flechas, para comprobar que eran las utilizadas. Ninguna precaución es poca, dada la abundancia de bandas de arapahoes en la campiña pacense.

Extremadura, 19 de junio de 2014.

Gracias a Víctor por la pista.

Detenido por la muerte de dos perros (a flechazos)

Imagen

Si hubiera que describir a este señor en una palabra, basándonos solo en la foto, sería difícil decidirse entre “bonachón” y “psicopático”. Parece, a nuestro entender, una de esas personas que en alguna bifurcación de su recorrido vital han tenido que elegir, y no es del todo posible averiguar cuál fue su decisión.

Evidentemente, si aparece en esta casa, no será por haber vivido en una granja cuidando vacas y siendo amable con los vecinos. El hombre de la foto es Dipendra Bir Bikram Shah Dev, rey de Nepal desde el uno hasta el cuatro de junio de 2001.

¿Cómo? ¿Tres días? En efecto. Se trató de uno de los reinados más cortos de los que se tiene constancia, y tampoco es que se tratara de un reinado especialmente fructífero.

Dipendra, heredero de la corona nepalí, no fue un niño amable. Era cruel con los animales, y se entretenía prendiendo fuego a la cola de los pájaros. Esto no fue óbice para que los sacerdotes de palacio lo declararan futuro Rey de Reyes, un rey como no había habido otro. Y desde luego que lo fue. Durante aproximadamente el 99.3% de su vida fue príncipe, etapa en la que viajó, estudió en Eton y en Nepal y practicó deporte. Lo normal para un miembro de la realeza, nada que reseñar. Luego ya se convirtió en parricida, fratricida y, probablemente, primicida. Aparte de regicida y asesino en general.

Fue bastante rápido todo: en una cena familiar a la que acudió borracho y drogado, su padre, el rey Birendra, lo mandó a su habitación, orden que fue ejecutada por el hermano pequeño del príncipe y un primo. Al rato, volvió y se dedicó a disparar a su familia con varias armas de diverso calibre. Birendra le disparó, tras haber recibido una herida mortal, pero Dipendra siguió disparando a todo el que veía mientras iba de una habitación a otra, hasta que, tras matar a nueve miembros de su familia, se disparó en la cabeza (hay testimonios que dicen que tenía seis o siete disparos en el cuerpo) y quedó en coma.

Al morir su padre y estar él vivo, se convirtió en rey. No se le acusó de los crímenes porque, de haber sobrevivido, no habría podido ser juzgado. Durante tres días -los que pasaron hasta que murió y subió al trono su tío Gyanendra, que ya había sido rey cuando tenía tres años- un vegetal asesino fue el rey de Nepal. Luego comenzó el reinado de Gyanendra, que duraría hasta la revolución de 2008.

Evidentemente, la versión oficial de la historia, que es la que hemos relatado, no es tan jugosa como la opción de que Gyanendra (cuya familia estaba en la cena, pero de la que solo su esposa resultó herida), en connivencia con la CIA o RAW, el espionaje indio, lo organizó todo para convertirse en rey. Hay varios testimonios de supervivientes que confirman la versión oficial, que atribuye la discusión y masacre a la negativa del padre de Dipendra a dejar que se casara con su enamorada. Desde luego, es mucho más shakesperiana.

Llegados a este punto se preguntarán ustedes que algún motivo tendremos para dedicar el viernes a un personaje dan desgraciado y, a la vez, tan anodino. Que tras Julie d’Aubigny, Niels el Coronel Pingüino y Agustín el Gigante, tenemos una responsabilidad, unos estándares de calidad que mantener, y un príncipe-rey planta-regicida no es nada nuevo. Ah, eso probablemente sea cierto, pero no siempre podemos estar al cien por cien. Es absurdo buscar motivos ocultos en este post.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Imagen

Si hubiera que describir a este señor en una palabra, basándonos solo en la foto, sería difícil decidirse entre “bonachón” y “psicopático”. Parece, a nuestro entender, una de esas personas que en alguna bifurcación de su recorrido vital han tenido que elegir, y no es del todo posible averiguar cuál fue su decisión.

Evidentemente, si aparece en esta casa, no será por haber vivido en una granja cuidando vacas y siendo amable con los vecinos. El hombre de la foto es Dipendra Bir Bikram Shah Dev, rey de Nepal desde el uno hasta el cuatro de junio de 2001.

¿Cómo? ¿Tres días? En efecto. Se trató de uno de los reinados más cortos de los que se tiene constancia, y tampoco es que se tratara de un reinado especialmente fructífero.

Dipendra, heredero de la corona nepalí, no fue un niño amable. Era cruel con los animales, y se entretenía prendiendo fuego a la cola de los pájaros. Esto no fue óbice para que los sacerdotes de palacio lo declararan futuro Rey de Reyes, un rey como no había habido otro. Y desde luego que lo fue. Durante aproximadamente el 99.3% de su vida fue príncipe, etapa en la que viajó, estudió en Eton y en Nepal y practicó deporte. Lo normal para un miembro de la realeza, nada que reseñar. Luego ya se convirtió en parricida, fratricida y, probablemente, primicida. Aparte de regicida y asesino en general.

Fue bastante rápido todo: en una cena familiar a la que acudió borracho y drogado, su padre, el rey Birendra, lo mandó a su habitación, orden que fue ejecutada por el hermano pequeño del príncipe y un primo. Al rato, volvió y se dedicó a disparar a su familia con varias armas de diverso calibre. Birendra le disparó, tras haber recibido una herida mortal, pero Dipendra siguió disparando a todo el que veía mientras iba de una habitación a otra, hasta que, tras matar a nueve miembros de su familia, se disparó en la cabeza (hay testimonios que dicen que tenía seis o siete disparos en el cuerpo) y quedó en coma.

Al morir su padre y estar él vivo, se convirtió en rey. No se le acusó de los crímenes porque, de haber sobrevivido, no habría podido ser juzgado. Durante tres días -los que pasaron hasta que murió y subió al trono su tío Gyanendra, que ya había sido rey cuando tenía tres años- un vegetal asesino fue el rey de Nepal. Luego comenzó el reinado de Gyanendra, que duraría hasta la revolución de 2008.

Evidentemente, la versión oficial de la historia, que es la que hemos relatado, no es tan jugosa como la opción de que Gyanendra (cuya familia estaba en la cena, pero de la que solo su esposa resultó herida), en connivencia con la CIA o RAW, el espionaje indio, lo organizó todo para convertirse en rey. Hay varios testimonios de supervivientes que confirman la versión oficial, que atribuye la discusión y masacre a la negativa del padre de Dipendra a dejar que se casara con su enamorada. Desde luego, es mucho más shakesperiana.

Llegados a este punto se preguntarán ustedes que algún motivo tendremos para dedicar el viernes a un personaje dan desgraciado y, a la vez, tan anodino. Que tras Julie d’Aubigny, Niels el Coronel Pingüino y Agustín el Gigante, tenemos una responsabilidad, unos estándares de calidad que mantener, y un príncipe-rey planta-regicida no es nada nuevo. Ah, eso probablemente sea cierto, pero no siempre podemos estar al cien por cien. Es absurdo buscar motivos ocultos en este post.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Vídeo

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=c3CBUGVrjZs?feature=oembed&enablejsapi=1&origin=http://safe.txmblr.com&wmode=opaque&w=500&h=375]

En Mundo Extraño apreciamos la constancia, sobre todo si tan noble virtud se pone al servicio de causas pintorescas. Por ello, el señor canadiense que excavó un sótano usando máquinas de radiocontrol es venerado en esta casa, aunque procuramos que los robots del archivo no se enteren de su existencia, no sea que.

Rogamos que visiten la a ratos aburridísima pero siempre fascinante serie de vídeos de Joe Murray, en la que documenta con detalle el larguísimo proceso.