Enlace

Un japonés roba 200 sillines de bicicleta para oler «el aroma de mujer»

Ah Japón. Trescientos setenta y picomil kilómetros cuadrados de tierra capaces de producir los eventos más locos que puede dar la realidad. Estamos convencidos de que allí confluyen líneas universales de Maravilla o alguna fuerza cósmica por el estilo.

Un vistazo rápido al barrio rojo de Internet ya revela que algo anda MUY desajustado en esa isla (esto nos lo contaron, nosotros no vamos por esos sitios). Ya desde 1814 con “El sueño de la esposa del pescador” viene quedando claro que, en lo relativo a perversiones, Japón consigue que una mazmorra de fetichistas alemanes parezca la Aldea del Arce.

En cualquier caso; un tipo roba 200 sillines de bicicleta para olerlos.
¿Reseñable? Por supuesto. ¿Difícil de creer? En absoluto.

Kanagawa, 28 de agosto de 2013.

Un japonés roba 200 sillines de bicicleta para oler «el aroma de mujer»

Enlace

Dos trabajadores de un circo se fugan. No iban solos.

Quién no ha querido, al abandonar un trabajo que no le gustaba, llevarse algo de allí. Una grapadora, carpetas, incluso la caja del último día. Los más arrojados han pasado de la idea al acto y se han ido con ese pequeño trofeo, con la satisfacción de haber ganado la última batalla, por insignificante que fuera. Respetamos eso.

Pero si tu trabajo es ser domadora de leones en un circo y con lo que te fugas es con el hijo del dueño, ocho leones y dos tigres, el respeto se convierte en rendida admiración.

No hemos querido investigar más sobre este asunto, porque preferimos creer que la ahora sesentona domadora sigue recorriendo el mundo, evadiendo a la Policía Circense, junto con su manada de felinos y su amante treintañero.

Melle, Alemania, abril de 2003.

Dos trabajadores de un circo se fugan. No iban solos.

Imagen

Julie d’Aubigny, también conocida como Mademoiselle Maupin, nació en París en 1670. A los 14 años ya era experta esgrimista y amante del Conde de Armagnac. Le arreglaron su matrimonio con un noble (Sir de Maupin), pero la vida conyugal no iba mucho con ella.

Sobre 1684 sus duelos con jóvenes aristócratas le permiten conocer a Serannes, un maestro de esgrima con el que se fuga a Marsella en 1688. Con él siguió perfeccionando su técnica mientras se ganaban la vida con espectáculos de espada, teatro y música.

No obstante, La Maupin se terminó separando del esgrimista para volver a Paris, donde empezó a rondar a una jovencilla de buena familia. Los padres, aterrados con la idea, metieron a la joven en un convento de Avignon, así que Julie asaltó el convento por la noche y secuestró a la novicia para retozar con ella durante unos tres meses.
Fue juzgada en ausencia y condenada a la hoguera, pero tampoco supuso un peligro real ya que el tribunal dio por hecho que el responsable había sido un hombre.

En Poitiers se hizo amiga de un músico moribundo que le ayudó a perfeccionar su voz. En Villeperdue ganó en duelo al hijo del Duque de Luynes y se hicieron amantes. En Marais el Conde de Armagnac le consiguió un indulto por el tema del convento.

De vuelta a París, por tercera vez, consiguió hacerse cantante de ópera debutando como Atenea en la obra Cadmo y Harmonía. Conjugó el éxito en la ópera con un extenso historial amoroso y su vida de duelista (llegando a matar a 10 hombres en duelos por las calles de París).

En 1693, tras la prohibición de los duelos, se vio obligada a refugiarse en Bruselas. Desde entonces llevó una vida más tranquila. Con el tiempo pudo volver a París (por cuarta vez), donde se reconcilió con su marido y se dedicó a la ópera hasta la muerte de él, en 1701. Años más tarde se retiró a un convento de la Provenza, donde falleció en 1707.

Julie d’Aubigny fue contralto en la ópera, duelista profesional y amante prolífica. Cantó por dinero, mató por honor y se fugó por placer.

Murió con 37 años.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Imagen

Hacía tiempo que no traíamos España Negra y queremos solucionarlo.

Dejamos enlazado el recorte de una historia que mezcla de forma sublime el concepto de la honra española con la actitud me-importa-tres-cojones.

“No sólo es mentira sino que además mira, PA TI TODO”.

No fuimos capaces de encontrar la noticia original, pero ese texto fue publicado por la revista Triunfo el 10 de enero de 1970; el “extraño caso” ocurrió las últimas semanas de diciembre de 1969.

Hospitalet, diciembre de 1969.

Enlace

Intentan robar de un cementerio de Londres las cenizas de Freud

Hace unas semanas pusimos bastante alto el listón de robos raros (con la planta sustraída del Jardín Botánico Real). La duda era: ¿se puede superar?

Se puede superar.

A finales de 2013 alguien intentó robar los restos de Sigmund Freud de un cementerio de Londres. Las implicaciones freudianas de intentar robar los restos del propio Freud pueden presentar tantas dimensiones que ya nos está doliendo la cabeza sólo de pensarlo.

Londres, 15 de enero de 2014.

Intentan robar de un cementerio de Londres las cenizas de Freud

Enlace

En la India, una Corte decidirá si un líder espiritual murió o está meditando

Y volvemos a la India.

Shri Ashutosh era muy de meditar. Pero en plan sentarse en el Himalaya a pensar MUY fuerte en el universo y en las cosas. O al menos así era hasta hace unos 5 meses; desde entonces las opiniones están un poco enfrentadas.

Por una parte tenemos a su familia, que dice que a Shri le dio un infarto de tanto pensar y que algo habrá que hacer con los 170 millones de la herencia. Del otro lado están sus seguidores, que sostienen que el maestro Ashutosh está meditando sus cosas y puede volver en cualquier momento.

Así que ahora la Alta Corte de Justicia en Punjab tiene que decidir si este señor está muerto -y se le puede cremar- o por el contrario hay que seguir limpiándole el polvo, no vaya a ser que vuelva y se lleve un disgusto.

Punjab, 31 de mayo de 2014.

En la India, una Corte decidirá si un líder espiritual murió o está meditando

Vídeo

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=sWotNPHyCP0?feature=oembed&enablejsapi=1&origin=http://safe.txmblr.com&wmode=opaque&w=500&h=281]

No ocurrió al lado de tu casa, pero sí el sábado pasado por la mañana.

Sijs armados con espadas luchan entre sí en un templo en la India. La causa fue una discusión sobre quién iba a usar primero el micrófono.

6 de junio de 2014

Galería

Sir Nils Olav II, coronel en jefe de la Guardia Real Noruega, no siempre fue caballero y militar de alto rango.

Antes era un pingüino.

A principios del siglo XX, el explorador noruego Roald Amundsen (primera persona en alcanzar el Polo Sur) presentó en el zoológico de Edimburgo el primer espécimen de pingüino rey que se exhibiría en un zoo. Esto es destacable por dos razones: 1) Establece una importante relación entre Edimburgo y Noruega y 2) Nos sirve para cubrir nuestro cupo semanal obligatorio de exploradores decimonónicos.

En 1961 el rey Olav V de Noruega realizó una visita institucional a dicho zoológico. Durante ese viaje, el teniente de la Guardia Real Nils Egelien quedó fascinado con la colonia de pingüinos. Esa fascinación llevó, años después en 1972, a que la unidad militar solicitase al zoológico adoptar uno de los pingüinos como mascota de la Guardia.

El animal elegido se llamó Nils Olav (en honor al teniente y al rey) y en ese mismo acto se le concedió el rango de cabo de la Guardia Real. No obstante el cabo Nils Olav falleció unos años tras el nombramiento, lo cual no impidió que su hijo Nils Olav II le sucediese en todos los títulos.

Desde entonces se le ha ido ascendiendo con cada visita de la Guardia Real Noruega (que por lo visto suele visitar Edimburgo cada varios años para participar en un tradicional desfile militar). Y de esta forma, en 2005, Nils Olav II alcanzó el rango de coronel en jefe de la Guardia Real. Arriba podemos verle pasando revista a la tropa por obra y gracia de la lógica militar.

Sin embargo todavía queda un último giro: en 2008 el rey de Noruega viajó a Edimburgo y su visita incluyó, como no, el hogar del coronel. Aprovechando la excepcionalidad de la visita, Harald V decidió nombrar caballero a Sir Nils Olav II, en un acto institucional en el que ambos fueron escoltados por 130 guardias reales. Durante el discurso de nombramiento el rey afirmó que:

“El coronel Nils Olav II reúne en todos los sentidos los requisitos para recibir los honores y la dignidad de la caballería”.

Para celebrarlo se colocó una estatua suya en el complejo de la Guardia Real en Huseby, Oslo.

Nos quitamos los sombreros ante esta forma de entender la vida castrense que, por supuesto, consideramos totalmente correcta. Por ello aplaudimos profusamente la carrera militar de Sir Nils Olav II y aprovechamos para enviarle nuestros mejores deseos al coronel.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Enlace

Tres niños intentan representar El Castillo Ambulante de Miyazaki con desastrosas consecuencias

En Mundo Extraño creemos que nadie puede decirnos cuánto alcohol podemos beber, ni cómo de alto podemos volar. Por eso apoyamos ciegamente a estos tres niños estadounidenses que, gracias a la falta de cuidado de los montadores de un castillo hinchable, se sintieron volar por unos minutos. Lo de después, pues peor.

¿Pero qué son unos cuantos huesos rotos frente al terror simiesco a sentir que tus piececitos se separan del suelo de forma completamente antinatural? Minucias, detalles.

Tres niños intentan representar El Castillo Ambulante de Miyazaki con desastrosas consecuencias