Ocurrió en julio de 2014

Sospechábamos que el verano nos iba a poner las cosas difíciles a la hora de elaborar el informe. Todo parece indicar que la Locura Planetaria está centrada en producir un clima demencial, desatendiendo todas las demás parcelas de la realidad. No obstante, a pesar de lo mucho que nos flipa el tema, evitaremos llenar hueco hablando de meteorología.

Por supuesto entre lo más destacable está la celebración de nuestro semiversario con el Especial Puertas Abiertas. Una semana de maravillas seleccionadas y presentadas por seguidores de esta casa, cuyos óleos ya decoran las paredes de los Archivos.

Tómese un minuto, querido visitante, para deleitarse nuevamente con dicha selección de historias.

¿Ya? Bien, sigamos.

A lo largo de julio hemos reseñado alguna de las perlas que ha producido este mes: Hemos hablado de bombas en pinares turolenses, civilizaciones desaparecidas y posibles civilizaciones emergentes (o eso deseamos).

Sea como fuere, siempre se quedan algunas cosillas por el camino. Bien porque carecen de entidad suficiente para una entrada propia, o bien porque los robots son incapaces de organizar un calendario debidamente. En ningún caso responsabilidad de los autores, como es lógico.

Entre esas historias de tintero tenemos:

9 de julio

Corneado en sanfermines el coautor del libro “Cómo sobrevivir a los toros en Pamplona”

Detalles que nos demuestran que a la vida no le falta sentido del humor. En este caso el detalle fueron 500kg de ironía clavando sus cuernos en el muslo del norteamericano. Un pronóstico de baja gravedad que, además, sirve para recordar que Hemingway sólo hubo uno.

16 de julio

Detenida por hacerse un kayak-vagina con una impresora 3D

Vale, a ver cómo explicamos esto. Una artista japonesa organiza un crowdfunding para hacerse un “pussy-boat”: Una especie de piragua a imagen de su propia vagina (no se pierdan los esquemas para explicar el proyecto). El plan consistió en sacar una foto a su genitales y luego utilizar una impresora 3D para reproducirlos a escala. Aquí está  Rokudenashiko feliz con su chochobarco:

image

A partir de ahí empiezan los problemas. Japón tiene unas fortísimas leyes anti-obsecenidad que prohiben la reproducción de órganos sexuales. Lo curioso es que unas semanas antes las autoridades permitieron mantener tebeos con dibujos sexuales de menores; lo cual parece un doble rasero bastante vergonzoso (y un tanto aterrador).

Aquí nos gustan el arte y… ehm… los barcos, así que estamos a tope con Rokudenashiko. En palabras del inmortal Fary: «Si la chavala camela navegar en una vagina, pues déjala»

27 de julio

Una misteriosa mujer de negro está cruzando EEUU a pie

Viste de negro, no habla y ya ha sido avistada a lo largo de cuatro estados. 800 y pico kilómetros andando y multitud de fotos y vídeos para dar fe de ello. ¿Misión religiosa? ¿Avería mental? Si fuese dejando un rastro de desaparecidos nosotros apostaríamos por novela de Stephen King.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *