Enlace

Arrestado por tener una colección de penes en botes

Aviso: en el enlace que va a clicar/ha clicado ya hay multitud de penes en jarras.

Esta historia tiene tres componentes que nos seducen:

a) Un señor del este de Europa con una monomanía preocupante y testigos diciendo que era “un tío normal”.

b) Un apodo muy poco imaginativo y tremendamente obvio, “El coleccionista de penes”. Bien ahí por la policía croata, cero sensacionalismo.

c) Pruebas gráficas. De penes. En botes.

Pero, sobre todo, nos ofrece la posibilidad de recordar a nuestros lectores la existencia de The final member, un MARAVILLOSO documental, en el que un señor islandés, director del Instituto Falológico de Islandia, cuenta su incansable búsqueda del pito definitivo, el único pene de mamífero que le falta en su colección, la polla unicornio, el El Dorado de los falos. Una hora y media de un hombre solo parcialmente tronado luchando contra viento, marea y problemas legales y económicos para hacerse con el miembro viril de un humano y exhibirlo en su museo. Imprescindible, cinco estrellas.

Arrestado por tener una colección de penes en botes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *