Enlace

Monete en peligro de  extinción es extinguido por una jauría de nutrias

Eres un mono como este de aquí, y estás en un zoológico británico, superbién cuidado porque, joder, eres un monete dorado en peligro de extinción, como para no cuidarte.

Sabes que eres único, que eres especial: los cuidadores te lo dicen, los niños te miran con arrobo, los demás monos te envidian. Eres el rey, estás en lo más alto. 

Y te caes. Literalmente, de una rama. Un mal salto, quizá un admirador te ha silbado y el hinchar el pecho cual palomo te ha desequilibrado.

Y caes.

En los dos segundos que tardas en tocar el suelo, piensas que no será para tanto, no es la primera vez. Además, recuerdas, estás sobre una charca. Al final todo será un baño sin más.

Chof, splash, gluglú. Esperas que nadie te haya visto, eso sería horrible, qué ridículo. 

Pero, un momento, esta no es tu charca. ¿Qué charca es? ¿En qué árbol estabas?

Ruiditos, murmullos, unos grititos.

Joder. Las nutrias. La charca de las malditas nutrias.

Fuiste un mono único, tití león dorado.

Adenda: esta trágica historia ha llegado a oídos del público porque un luchador por la libertad de información y el bienestar de los animales denunció varios casos de muertes, que incluyen un cochinito siendo devorado por su padre, un cochino asesino llamado Elvis -que también mató a la madre del lechón-, al poco de nacer. No podemos añadir nada a esto, porque estamos sinceramente consternados.

Monete en peligro de  extinción es extinguido por una jauría de nutrias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *