Enlace

Un hombre se dispara en la boca mediante un armadillo

En realidad el señor, habitante de Texas, disparó tres veces con un revólver del 38 al animal. Una de las balas rebotó en el caparazón del armadillo y le dio en la mandíbula. Ahora está en el hospital con la mandíbula cosida, sin poder hablar.

La polícía dice que no han encontrado al armadillo, así que no saben cómo está, si vivo o muerto, herido o no.

Nosotros sí lo sabemos: se ha convertido en el rey de su bar de confianza, en el que cuenta la historia una y otra vez entre grandes risotadas armadillescas. Cada vez le añade más detalles, está empezando a exagerar demasiado. Ya ha conseguido que le inviten a seis rondas, y se está poniendo un poco pesado. Y cuando uno le ha dicho que ni de broma ha conseguido herir a un humano con una bala de revólver se ha erguido sobre las patas traseras y ha empezado a bufar violentamente. Este armadillo antes no era así, era un armadillo humilde. Se le ha subido el éxito a la cabeza.

No le vendría mal que alguien le cosiera la mandíbula, a este armadillo texano.

Un hombre se dispara en la boca mediante un armadillo