Termina la exploración espacial

4 de octubre de 1957: se lanza el primer satélite artificial, el Sputnik 1.

Abril de 1961: Yuri Gagarin se convierte en el primer humano en el espacio.

Junio de 1963: Valentina Tereshkova es la primera mujer en el espacio.

Marzo de 1965: Alexei Leonov da el primer paseo espacial.

Marzo de 1966: la sonda Venera 3 llega a Venus, el primer planeta alcanzado por un objeto de fabricación humana.

Julio de 1969: la tripulación del Apollo 11 pisa la Luna.

Abril de 1971: se lanza la Solyut 1, la primera estación espacial fabricada por humanos.

Agosto de 1977: se lanza la Voyager 2, que será la primera sonda humana en abandonar el Sistema Solar, años después.

[A esta época de hitos irrepetibles sigue una serie de logros menores, como mandar robots a Marte, tener una estación espacial permanentemente tripulada, posarse en un cometa, perder el control de una colonia de geckos. La exploración espacial languidece, nadie da un duro por ella, parece que los grandes logros del pasado terminaron. Se extiende la opinión de que la humanidad morirá en la Tierra.]

Febrero de 2016: un astronauta se mete en una bolsa y sale de la misma vestido con un traje de gorila. La humanidad alcanza sus más altas cotas de gloria. Se cancelan todos los planes de futuros vuelos espaciales, ante la constatación de que no va a haber nada mejor que esto.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=m8Cs75Ufgvo?feature=oembed&enablejsapi=1&origin=https://safe.txmblr.com&wmode=opaque]

Moriremos todos sin haber abandonado la órbita terrestre, pero sabiendo que tocamos el cielo con la punta de nuestros peludos deditos de primate.

Imagen

En Ropoto saben que todo es susceptible de ir a peor.

Ropoto, Grecia, 2016, pueblo fantasma en proceso de hundirse en la tierra desde hace años.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Ur8v6QBFVO8?feature=oembed&enablejsapi=1&origin=https://safe.txmblr.com&wmode=opaque]
Enlace

¡Las peras se juntan con las manzanas!

O las ovejas con las cabras. Al menos, en un caso concreto. En Soo, Lanzarote, ha nacido una cabra. Al menos, tiene cascos de cabra. Y rabo de cabra. Y ha salido de otra cabra, de mayor tamaño, edad y sabiduría.

Pero parece una oveja.

¡Caso único en el mundo!, gritan los periodistas. ¡Jamás vimos nada igual!

Y, aunque parezca improbable, no se trata de una abominación. No mucho, vamos. Que un carnero -oveja macho, para los que se lían con estas cosas (yo)- estuvo en el mismo cercado hasta hace pocas semanas, y se ve que ni la cabra ni él consideraron el ser de especies diferentes un obstáculo para consumar su irrefrenable atracción física.

La pequeña Chira, cabra con piel de cordero, es testimonio vivo de un milagro animal.

Gracias a Cronista Disperso, nuestro infiltrado en el rebaño.

¡Las peras se juntan con las manzanas!

Enlace

¡Este burro puede ser suyo!

Si se compromete a cuidarlo. Y a quererlo como a un hermano. No, como a un burro. Los hermanos a veces hacen cosas horribles; los burros son siempre perfectos.

En una perfecta (no, no está mal que yo lo diga; es que es perfecta) unión de noticia pintoresca y servicio público, este post hace dos cosas:

a) informa de que la Junta de Extremadura ha tenido que llevar a cabo una Acción Relámpago para hacerse cargo de setenta burros y caballos, ya que al morir su dueño no queda claro quién es el nuevo propietario. No llega al punto del CAOS desatado por el señor coruñés del que hablábamos recientemente, en cuyo caso no había dios ni administración pública en condiciones de gestionar el desmán de ganado que había dejado el vaquero en su loca huida; aunque algunos de los burros estaban muy enfermos, y la mayoría tenían dermatitis de burro. Tenemos, eso sí, el punto tragicómico de que quizá, y solo quizá, haya otras dos o tres docenas de burros perdidos por el monte. Auguramos unas semanas divertidas para los agentes del Seprona encargados de buscarlos.

b) ofrece a sus lectores (vamos, que les dice que pueden hacerlo; líbrenos el cielo de hacer ninguna gestión) la OPORTUNIDAD de contactar con la Junta de Extremadura o las asociaciones que se van a encargar de llevar la agenda de los animales (y que responden a los preciosos nombres de El Refugio, de Plasencia, y El Refugio del Burrito, de Málaga) para llevarse a casa UN DELICIOSO Y ENCANTADOR BURRITO*. En serio, que buscan gente que los adopte. Que son burritos. Que mirad qué cosa.

¡No van a tener una oportunidad así nunca! ¡O puede que sí, pero burros que buscan un hogar! ¡Casi mejor que aquella vez que había un barco pirata a la venta! ¡Solo un barco pirata tripulado por burritos sería mejor!

*No garantizamos que los burros en adopción se parezcan lo más mínimo a este adorable animal. Es probable que sean ariscas bestias dispuestas a arrancarle a usted la mano a la más mínima oportunidad. Siguen mereciendo su cariño.

¡Este burro puede ser suyo!

Enlace

Los extraterrestres echan a 9000 personas de sus casas

Técnicamente, el titular es falso. Técnicamente. La Verdad Objetiva es que China está terminando de construir el radiotelescopio más grande del mundo para buscar señales de radio de por ahí. Y, claro, el objetivo último es escuchar los cotilleos de alguna especie espacial.

Aunque se han ido a un sitio aislado, escondido y solitario para poner el plato sopero de 500 metros de diámetro, toda precaución es poca, y a todo ser vivo capaz de usar un móvil, una tele o un telégrafo situado en varios kilómetros a la redonda lo han… relocalizado. En serio, que los han mandado a otro sitio. No queríamos sugerir que los hubieran… traspapelado.

En resumen, que si no fuera por unos extraterrestres de dudosa existencia, esas nueve mil personas seguirían en sus casas. ¡Vienen a robarnos el trabajo y a echarnos de nuestros hogares! Bueno, no vienen, pero ya me entiendes. ¡Son verdes! ¡Verdes!

Gracias a idosuru por estar siempre atenta al espacio exterior.

Los extraterrestres echan a 9000 personas de sus casas

Vídeo

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=wIa5T7QYMZU?feature=oembed&enablejsapi=1&origin=http://safe.txmblr.com&wmode=opaque&w=500&h=281]

¿Hay algo mejor que un elefante desbocado sembrando el terror? Sí: un elefante desbocado que siembra el terror particularmente entre los automovilistas.

Es probable que la loca carrera criminal justiciera de Zhusunya acabe pronto, a manos de vigilantes que han olvidado el amor por la destrucción, pero mientras, van unas pocas docenas de coches aplastados. ¡Destruye, Zhusunya, destruye!

Enlace

Sebastiano Magnanini se ríe de tu viaje de autodescubrimiento a la India

En realidad ya no se ríe de nada, porque lo encontraron muerto en un canal de Londres, atado a un carrito de la compra.

Pero, mientras vivió, Sebastiano hizo un poco de todo: consumió grandes cantidades de drogas, cosa que igual tiene que ver con su muerte en un punto de recogida de droga. Por desgracia, y aunque al principio se dijo que el asesinato -ah, sí: no se ató al carro y se murió solo; tenía señales de que alguien se había esforzado en matarlo- podía estar relacionado con la mafia, ya parece que no.

¿Y por qué iba a estar relacionado con la mafia el crimen, si Sebastiano solo era un exjoven de 46 años que acababa de volver a Londres para trabajar de periodista y consumir estupefacientes, después de una vida nómada y muchos años siendo, según sus amigos, el mejor guía turístico de Camboya (no sabemos si esto es cierto, pero el tío hablaba jemer; respeto)? Aparte de trabajar como carpintero y técnico del artista anteriormente conocido como Prince. Que se nos olvidaba.

Bueno, es que lo de Camboya fue su forma de sentar la cabeza después de varias aventuras juveniles, la más destacada de las cuales fue el robo de una pintura tasada en un millón de libras en 1993. Sebastiano y dos amigos, así un poco de risas, se llevaron de una iglesia veneciana el cuadro La educación de la Virgen María, de Giovanni Tiepolo. La cosa no debía de estar muy preparada (un comisario italiano lo describió como “tragicómico”), porque los pillaron (y posteriormente condenaron a 18 meses de cárcel) tras parar en un bar de carretera a beber cerveza y fumar porros. Durante la fuga.

Mira, si tienes que acabar tus días atado a un carrito de la compra en un turbio canal de Londres, qué menos que haber vivido un poco.

Sebastiano Magnanini se ríe de tu viaje de autodescubrimiento a la India

Enlace

Huelga espacial

Ser astronauta es lo mejor. Todos los niños quieren ser astronautas. Un astronauta es un héroe, un héroes es un modelo, un modelo que además sea piloto militar o estrella de la ciencia puede llegar a ser astronauta.

Ser astronauta es lo mejor. Te subes a un ataúd volante y sobrevives. Traspasas la barrera invisible del Espacio, te pones cara a cara con Dios. Le das un firme apretón de manos, de igual a igual, o incluso le haces una pedorreta. Porque Él es, pero tú has llegado montado en varias toneladas de combustible ardiendo.

Ser astronauta es lo mejor. Sales del planeta, y eso solo puede ser bueno. Olvidas las penurias terrenales, las pequeñas mezquindades. Te dedicas a hacer fotos preciosas y versiones de canciones que hablan del espacio. al volver, das conferencias, sigues por encima del mundanal ruido. Te retiras a los cuarenta, millonario y respetado.

Ser astronauta es lo mejor porque puedes llevar un parche así de guay hasta en el pijama. Sobre todo en el pijama.

Ser astronauta es lo mejor. Llegas en tu cohetito al laboratorio espacial y te pones a descargar cosas. Y más cosas. Y más cosas. Mientras, hay que poner en marcha los instrumentos. La ciencia no espera, hop hop hop. Sigue colocando cosas. Ahora te toca mear, vaya lío, y ve rápido que no tenemos todo el día. Que esto dura unos mesecitos y fuera. Venga, unas horas de sueño. Más experimentos. Doce, dieciséis horas. Así no hay quien haga una buena versión del Bella ciao, copón.

Ser astronauta no es picar piedra, ni es hacer el turno de noche en un Carrefour 24 horas. Pero tampoco es una bicoca, eh. Por lo menos, eso pensó la tripulación de la misión Skylab 4, que después de seis semanas y muchas quejas no esuchadas por el control de misión en tierra, pese a lo lógico de algunos de sus argumentos:

“En tierra nadie esperaría que trabajáramos 16 horas al día durante 85 días, así que no entendemos por qué aquí sí que podemos hacerlo.”

Como no les hicieron caso, a las seis semanas de misión cortaron por lo sano y se tomaron un día de descanso no programado. Apagaron la radio y se pusieron a dormir y mirar al espacio. Después, comunicaron sus exigencias a la NASA: más tiempo para descansar y pensar, no hacer ejercicio después de las comidas. La NASA tuvo que aceptar, claro.

Al volver a tierra, se atribuyó el motín a la depresión, pero el comandante de la misión dijo que para nada, que lo que estaban era agobiados y tenían ganas de pensar y contemplar, además de trabajar con cierto orden. Que se dejaran de inventos.

A la NASA la experiencia le gustó regular, e impidió que ninguno de los tres pilotos volviera a participar en misiones espaciales. La maravilla está bien, pero el patrón es el patrón.

Huelga espacial

Imagen

¿No tiene planes para San Valentín? ¿Tiene planes para San Valentín? ¿Sufre de histeria decimonónica? ¡Da igual, la solución es la misma en los tres casos, estimado lectorado! Prepárense para disfrutar de una fiesta victoriana con nuestra romántica receta, proporcionada por Infrafrequency, doctor en amor mecánico. Necesitará:

-Una (o varias) unidades del aparato mostrado arriba.

-Carbón.

-Una habitación ventilada.

-Una persona que palee carbón en la caldera para que el ritmo no pare (opcional, según duración e intensidad de la cita).

¡El uso no se lo explicamos, que es fácil de deducir! Esperamos que disfrute de una agradabilísima y solipsista velada de pasión y traqueteo vital.

Si necesita más información, siga este enlace.