Enlace

¡Este burro puede ser suyo!

Si se compromete a cuidarlo. Y a quererlo como a un hermano. No, como a un burro. Los hermanos a veces hacen cosas horribles; los burros son siempre perfectos.

En una perfecta (no, no está mal que yo lo diga; es que es perfecta) unión de noticia pintoresca y servicio público, este post hace dos cosas:

a) informa de que la Junta de Extremadura ha tenido que llevar a cabo una Acción Relámpago para hacerse cargo de setenta burros y caballos, ya que al morir su dueño no queda claro quién es el nuevo propietario. No llega al punto del CAOS desatado por el señor coruñés del que hablábamos recientemente, en cuyo caso no había dios ni administración pública en condiciones de gestionar el desmán de ganado que había dejado el vaquero en su loca huida; aunque algunos de los burros estaban muy enfermos, y la mayoría tenían dermatitis de burro. Tenemos, eso sí, el punto tragicómico de que quizá, y solo quizá, haya otras dos o tres docenas de burros perdidos por el monte. Auguramos unas semanas divertidas para los agentes del Seprona encargados de buscarlos.

b) ofrece a sus lectores (vamos, que les dice que pueden hacerlo; líbrenos el cielo de hacer ninguna gestión) la OPORTUNIDAD de contactar con la Junta de Extremadura o las asociaciones que se van a encargar de llevar la agenda de los animales (y que responden a los preciosos nombres de El Refugio, de Plasencia, y El Refugio del Burrito, de Málaga) para llevarse a casa UN DELICIOSO Y ENCANTADOR BURRITO*. En serio, que buscan gente que los adopte. Que son burritos. Que mirad qué cosa.

¡No van a tener una oportunidad así nunca! ¡O puede que sí, pero burros que buscan un hogar! ¡Casi mejor que aquella vez que había un barco pirata a la venta! ¡Solo un barco pirata tripulado por burritos sería mejor!

*No garantizamos que los burros en adopción se parezcan lo más mínimo a este adorable animal. Es probable que sean ariscas bestias dispuestas a arrancarle a usted la mano a la más mínima oportunidad. Siguen mereciendo su cariño.

¡Este burro puede ser suyo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *