Enlace

Un señor se hace terrorista por razones que resultan tranquilizadoras y de risa para gran parte de la población, dan un miedo que te cagas al resto

Lo de que un más que probable baño de sangre en nombre de un proyecto político totalitario y chungo en general (de entrada todo el mundo asume que si alguien secuestra un avión lleva el carnet de ISIS en la cartera, ¿no?) termine en un señor diciendo que en realidad no lleva explosivos y lo que quiere es darle una carta a su ex mujer, bien. O sea, el nivel de comedia es altísimo, con homenaje a Aterriza como puedas incluido. Nada que objetar, sobre todo por lo de que no ha muerto nadie.

Si vas al detalle, ves que hay un señor que tiene tan claro que su ex mujer debe conocer su opinión de que juntos están mejor que considera adecuado secuestrar un avión lleno de gente. Y eso ya regular. Remitimos a los profesionales, que lo explican mejor.

Para incidir aún más en el punto chungo-comédico, tenemos nada menos que al presidente de Chipre, que a la pregunta de si el secuestro tenía que ver con la ex mujer, respondió:

“Siempre tiene que ver con una mujer.”

El que el presidente de un país, por pequeño que sea, diga frases sacadas de los descartes de las obras de adolescendia de Raymond Chandler nos muestra que igual no todo el mundo puede ser presidente. Que igual te exigen una adhesión a los más casposos tópicos y un fumar tabaco negro al que no todos estaríamos dispuestos.

Un señor se hace terrorista por razones que resultan tranquilizadoras y de risa para gran parte de la población, dan un miedo que te cagas al resto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *