Enlace

Humano con cargo acusa a cabras de destruir carreteras en Almería

Hay infamias e infamias, pero acusar a un grupo de cabras de provocar desprendimientos de rocas en una carretera es algo, aparte de muy original, solo al alcance de seres especiales. En concreto, de Subdelegados del Gobierno.

Porque no se nos ocurre ningún otro ser -no un Secretario de Estado, ni un Bibliotecario Jefe, no- capaz de responder a la lógica alarma de los ciudadanos almerienses al ver que se les caen rocas de un metro de diámetro encima cuando circulan por la carretera con la peregrina justificación de que el inmenso poder que albergan las pezuñas de las cabras locales (junto con el efecto de las lluvias y la erosión, venga) es el que está provocando la desmedida destrucción.

Nos apena y avergüenza como seres humanos que en pleno siglo XXI haya gente en puestos de responsabilidad que sea incapaz de sustraerse a los ancestrales prejuicios hacia nuestros caprinos amigos.

Humano con cargo acusa a cabras de destruir carreteras en Almería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *