Enlace

La caída al vacío del emperador de las golosinas

Mario Migueláñez, dueño meritócrata y heredero del Grupo Migueláñez, conocido en el mundo de la caza (”ámbitos venatorios” en la noticia de El Economista) como Short Magnum, falleció el pasado martes en el cáucaso ruso mientras practicaba su principal afición, la caza de alta montaña, uno de los pasatiempos más populares entre la juventud española.

Su muerte tuvo lugar como consecuencia de una emboscada tendida por dos pérfidos animales de variedades caprinas diferentes, el tur del Cáucaso y el tur de Kuban, que dejaron a un lado sus diferencias para perjudicar letalmente la salud de don Mario. Los planes de las dos inclementes bestias resultaron en la caída al vacío por un precipicio de Short Magnum. 

Proponemos a nuestros desconsolados lectores que solo consuman asquerosos regalices rellenos durante el día de hoy.

La caída al vacío del emperador de las golosinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *