¡Salve, Ganesha!

No estamos en España muy acostumbrados a muestras de sincretismo religioso (más allá de la evidente asunción del politeísmo pagano que supone el rezarle a los santos, claro). Hay otros sitios, como China, donde coger lo que te parezca de cada religión disponible es mucho más común. También hay religiones surgidas a partir de la fusión de creencias en principio difíciles de compatibilizar, pero que con imaginación y esfuerzo pueden dar lugar a maravillas como la santería cubana, surgida de la fusión del catolicismo con las creencias yorubas.

Esta falta de costumbre no es excusa para lo que ha hecho el obispado de Cádiz al forzar la dimisión de su vicario en Ceuta. El único crimen de este señor (que sepamos) fue tener la visión de futuro y la imaginación suficiente para permitir a sus conciudadanos hindúes pasear a una imagen de Ganesha, el dios elefante, patrón de las artes y las ciencias, por el templo de Nuestra Señora de África. Lugar en el que se le dedicó una salve rociera. ¡Sincretismo!

Si juntar las pintorescas costumbres de los creyentes en un dios con las de los creyentes en otro para dar lugar al maravilloso espectáculo de un coro rociero cantándole a un dios elefante es delito, llévennos presos ahora mismo.

(Mundo Extraño ha intentado elegir una fuente medianamente decente para esta noticia, dado que algunos medios, de filiación inequívocamente nacionalcatólica ahora y siempre, habían elegido referirse a uno o varios de los dioses implicados de formas poco precisas, ya fuera por falta de interés o por pura maldad.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *