Enlace

La armada de los patos de goma

¿Recuerdan las playas de Cornualles llenas de piezas de LEGO?

Bueno pues vamos a subir la apuesta.

En 1992 se perdieron en el Pacífico 28.800 patitos de goma (en realidad también había castores, ranas y tortugas). La anécdota sirvió para hacer un anuncio varios años después; pero aquí no venimos a vender coches.

Los oceanógrafos empezaron a fijarse en que los patitos tendían a tocar tierra en zonas muy concretas del planeta; así que comenzaron a hacerse estudios sobre las corrientes marinas. El accidente de los patos de goma sirvió para demostrar que un objeto flotante tarda 3 años en completar un ciclo oceánico completo. Eso, unido a las medidas de presión atmosférica, permitieron crear un modelo de predicción de deriva oceánica que establece los futuros lugares donde recalarán objetos flotantes.

Algún lugar en medio del Pacífico, 10 de enero de 1992.

La armada de los patos de goma

Enlace

Hallan un cadáver enviado en un paquete por correo en Tokio

Teníamos por aquí en la recámara esta noticia que nos pasó en su día Al.

La verdad es que es una historia MUY turbia. Desde enviar el paquete con el rótulo “Muñeca” hasta el hecho de enviarlo a la dirección de la propia víctima. En cualquier caso un recordatorio de que algunas viejas amistades es mejor no retomarlas.

No obstante lo hemos estado debatiendo en la biblioteca y nuestra conclusión es que, puestos a elegir, utilizar el servicio postal es mucho mejor que hacer el porte uno mismo. Con todos los riesgos que ello conlleva, claro está.

Tokio, 27 de mayo de 2014.

Hallan un cadáver enviado en un paquete por correo en Tokio

Enlace

Muere en una competición de escupitajos

¿Recuerdan al héroe que murió bebiendo cervezas en Murcia?

Bueno, pues probablemente comparta mesa en el Olimpo con el joven protagonista de esta noticia. Vuelves una madrugada a tu hotel suizo con una moña legendaria y lo mejor que se te ocurre es organizar un concurso de a ver quién escupe más lejos.

Vale, tal vez era un chaval con una infancia molona.

El caso es que tomó carrerilla desde el interior de la habitación con tan mala suerte que se pasó de frenada y cayó por el balcón. Lo cual, además, nos recuerda a un sketch de los Looney Tunes.

Ticino, Suiza 13 de mayo de 2008.

Muere en una competición de escupitajos

Enlace

Schettino da una clase en la Universidad sobre gestión de pánico

El capitán Schettino famoso por salvarse tras hundir un crucero de 60.225 toneladas— imparte una master class sobre “Gestión de pánico” en un seminario de Criminología.

Tampoco queremos aventurarnos, pero visto su historial no sería raro que el contenido de la ponencia se hubiese reducido a:  “¡Sálvese quién pueda y maricón el último!”.

Por otra parte, que esto ocurra en un mundo en el que Pío Moa es un reconocido tertuliano de derechas y Camps transmite los valores del esfuerzo, parece certificar que después de todo Ray Bradbury tenía razón: no nos extrañaría terminar viendo a bomberos encargados de causar incendios.

Roma, 6 de agosto de 2014.

Schettino da una clase en la Universidad sobre gestión de pánico

Enlace

Campesina india mata a un leopardo con una hoz. Ella sola.

Nos ha costado decidir si incluir a Kamla Devi en Gente Ilustre o no, pero finalmente hemos decidido que todavía tiene tiempo de hacer méritos. Al fin y al cabo, solo tiene cincuenta y seis años. Desde Mundo Extraño la animamos a que acabe con varios depredadores de gran tamaño más y luego nos avise.

La historia es bastante sencilla: Kamla estaba en su campo cuidando sus cultivos, cuando un leopardo apareció. Los leopardos son animales de reconocida agresividad cuando se sienten presionados, y parece que este lo estaba, debido a la destrucción de su hábitat, que hace que cada vez más grandes felinos se acerquen a poblaciones humanas. Así que el buen animal hizo lo que tenía que hacer: intentar comerse a esa apetitosa señora que estaba en su camino.

No contaba con que la señora se defendiera, primero con los brazos y evitando las embestidas del animal -evitando que la matara, vaya: unos cuantos huesos rotos y heridas de gravedad se llevó. Era un leopardo, joder. Ganar es que no te devore entera-, y luego agarrando su hoz de segar con la mano izquierda y la oreja del leopardo con la derecha, se puso a ello en serio. Lucharon durante media hora, hasta que consiguió dar un golpe lo bastante serio como para que el leopardo muriera.

Cuando llegaron algunos vecinos, alertados por los gritos, el animal yacía en el suelo. Y ella también, probablemente. Aprovechamos para recordar que, después de una pelea a vida o muerte con un depredador de gran tamaño NO es necesario permanecer en pie. Es perfectamente lícito dejarse caer y esperar a que nos lleven al hospital.

Kamla Devi está recuperándose de las heridas y no le quedarán más secuelas que un sano respeto por la naturaleza, queremos creer.

Esta hermosa historia está patrocinada por El Hombre Malo, defensor de los gatitos y enemigo de la agricultura.

Campesina india mata a un leopardo con una hoz. Ella sola.

Enlace

La desaparición de 400 gnomos causa un escándalo político en Austria

Muy mal tiene que estar la cosa (tanto electoral como en el apartado de Buenas Ideas) para que un partido decida que sus posibilidades de ganar unas elecciones dependen de colocar gnomos con gafas de sol por todo un estado federal.

La verdad es que el que alguien robe los gnomos no nos parece para tanto. Si acaso, un acto de buen vecino y ciudadano. El partido socialdemócrata austriaco, dueño de la ¿horda? ¿Rebaño? ¿Piara? de gnomos no está de acuerdo, y han pataleado, denunciado y acusado al partido conservador del país de estar detrás del robo. Esto ha dado lugar a lo que constituye la guinda en esta entretenida historia: las solemnes declaraciones del líder local del partido popular, en las que ha afirmado que los que hacen acusaciones así sin ton ni son no son mejores que los propios ladrones de los gnomos.

Es decir, lo de robar los gnomos NO ES UNA BROMA. Es un hecho SERIO y, en realidad, delictivo: aunque el valor de cada gnomo no es muy alto (el partido socialista se ha gastado unos 500.000 euros en 20.000 gnomos, por lo que cada uno vale veinticinco euros), la cantidad de los mismos (400 han sido robados) y el hecho de que estén pagados con dinero público hace que la audaz acción convierta a sus autores en criminales perseguidos.

Obviamente, Mundo Extraño está dispuesto a encabezar una campaña para que todos los carteles electorales en España sean sustituidos por flamencas de porcelana.

La desaparición de 400 gnomos causa un escándalo político en Austria

Enlace

La desaparición de 400 gnomos causa un escándalo político en Austria

Muy mal tiene que estar la cosa (tanto electoral como en el apartado de Buenas Ideas) para que un partido decida que sus posibilidades de ganar unas elecciones dependen de colocar gnomos con gafas de sol por todo un estado federal.

La verdad es que el que alguien robe los gnomos no nos parece para tanto. Si acaso, un acto de buen vecino y ciudadano. El partido socialdemócrata austriaco, dueño de la ¿horda? ¿Rebaño? ¿Piara? de gnomos no está de acuerdo, y han pataleado, denunciado y acusado al partido conservador del país de estar detrás del robo. Esto ha dado lugar a lo que constituye la guinda en esta entretenida historia: las solemnes declaraciones del líder local del partido popular, en las que ha afirmado que los que hacen acusaciones así sin ton ni son no son mejores que los propios ladrones de los gnomos.

Es decir, lo de robar los gnomos NO ES UNA BROMA. Es un hecho SERIO y, en realidad, delictivo: aunque el valor de cada gnomo no es muy alto (el partido socialista se ha gastado unos 500.000 euros en 20.000 gnomos, por lo que cada uno vale veinticinco euros), la cantidad de los mismos (400 han sido robados) y el hecho de que estén pagados con dinero público hace que la audaz acción convierta a sus autores en criminales perseguidos.

Obviamente, Mundo Extraño está dispuesto a encabezar una campaña para que todos los carteles electorales en España sean sustituidos por flamencas de porcelana.

La desaparición de 400 gnomos causa un escándalo político en Austria

Imagen

La enorme figura humana, que se apoya en lo que parece ser un drakkar tamaño tabla de surf es Gudrid Thorbjarnardóttir, nacida alrededor del año 980 en Islandia. Esa circunstancia, junto a un padre que, aunque pobre, no aceptó que se casara con un rico hijo de esclavos (el dudoso honor antes que el alivio financiero) la llevaron a irse con Erik el Rojo a Groenlandia.

La historia no está del todo clara, pero parece que se casó con un mercader noruego, Thorir, que murió. Así que ella se casó con Thorstein Eriksson, hijo de Erik el Rojo. Esto, a su vez, la llevó a Vinland, lo que ahora es Canadá, porque Thorvald, hermano de Thorstein, había muerto allí, y querían recuperar el cadáver. Así que Gudrid, tras haber contribuido a la fundación de la primera colonia en Groenlandia, hizo lo mismo en el Nuevo Mundo.

Dado que toda la información sobre Gudrid viene de la Saga de Groenlandia y la Saga de Erik el Rojo, hay algunos puntos de divergencia y periodos en los que no está muy claro qué pasó con ella. Sí parece que fue la primera mujer europea en dar a luz en América, a su hijo Snorri, fundador de una estirpe de obispos cuando llegó la cristianización.

También hay cierto acuerdo en que, tras dos años de colonia vikinga en Canadá, los combates con los nativos, a los que llamaron skraelings, hicieron que se lo pensaran mejor y se volvieran a Groenlandia. Mientras, Thorstein, marido de Gudrid, había muerto, pero solo para aparecérsele en sueños y decirle que haría un viaje, a Islandia, Noruega y luego al sur, para volver y vivir en una iglesia que habría en sus tierras.

La verdad es que parece tratarse de un fantasma muy cuidadoso con los detalles, porque todo se cumplió: Gudrid se convirtió al cristianismo, dejó la colonia y viajo al sur, a Roma, donde se especula sobre si conoció al Papa. Especulación completamente gratuita y nunca probada, pero estas cosas le dan vidilla a una historia, así que afirmaremos sin tapujos que bebieron hidromiel y ella le ofreció consejos para calafatear barcos a cambio de sus santas palabras sobre cómo hacer una buena salsa de tomillo y miel para la carne asada.

Tras esta productiva y completamente ficticia reunión, Gudrid volvió a Groenlandia, donde se hizo monja y vivió en la iglesia que su hijo Snorri había construido mientras tanto, cumpliendo las palabras de su fantasmal padre.

Ojalá la vida de Gudrid y sus múltiples idas y venidas les inspire para viajar a continentes desconocidos, despachar con algún Alto Padre, cumplir profecías de vikingos muertos o algo similarmente provechoso en estas fechas estivales, queridos lectores.


Mundo Extraño vuelve la semana que viene.