Imagen

En 1517 Francisco Hernández de Córdobadescubría” la península de Yucatán. Y matizamos descubría por dos razones: primera, porque a la gente que vivía allí ya les constaba la existencia de Yucatán. Y segunda, porque entre esa gente había dos españoles.
Un momento ¿Cómo? ¿Entonces la historia está mal? Pues no, pero.

Gonzalo Guerrero había nacido sobre 1470 en Palos de la Frontera (Huelva). De aquella el mundo todavía era plano y más allá de Gibraltar había dragones; así que el joven Gonzalo optó por meterse a arcabucero en el ejército de los Reyes Católicos. En 1492 participó en la exitosa conquista de Granada, que terminó con Boabdil camino de la Alpujarra llorando como mujer lo que que no supo defender como hombre (sic). Ese mismo año, Colón comprobó que el mundo era un lugar mucho más extraño de lo que creía. Los Reyes Católicos, por su parte, se quemaron las manos de dar palmas al ver el oro que traía el bueno de Cristóbal.

En 1508 las Américas estaban recién estrenadas y lo mainstream era tirarse al mar a conquistar lo que surgiese. Gonzalo Guerrero decide entonces probar fortuna y abandona el ejército poniendo rumbo al Caribe, donde participa en las luchas de poder de Núñez de Balboa.

El 15 de agosto de 1511, tratando de llegar a La Española con una nao almeriense llena de esclavos, su barco naufraga dejando sólo ocho supervivientes en la costa de Yucatán. Por si esto fuera poco, los ocho son capturados por mayas cocomes, que matan y devoran a varios tripulantes. No obstante, Gonzalo y un compañero consiguen escapar; con tan mala fortuna que terminan esclavizados por un grupo distinto.

Durante el cautiverio ambos aprendieron el idioma maya, lo que permitió a Gonzalo ganarse fama entre los indígenas enseñándoles formaciones básicas de combate.

Entre 1511 y 1517, Gonzalo Guerrero fue liberado y vivió entre los mayas de Chactemal, llegando a ser su Nacom (jefe militar) tras emparejarse con la hija del cacique. Durante esta época realizó una transculturización casi completa, recibiendo los tatuajes y perforaciones rituales e incluso entregando a Ixmo su primogénitaa un sacrificio en Chichén Itza. A lo largo de esos años, la mayor parte de combates que lideró fueron precisamente contra los colonizadores.

Y con esto llegamos de nuevo al punto de partida:
Cuando Hernández de Córdoba “descubrió” Yucatán, los rumores volaron y Hernán Cortés se enteró de que entre los indígenas vivían dos hombres de barba (aunque uno de ellos tatuado como un guerrero). Seducido por la ventaja táctica de tener a un cristiano que entendiese a los mayas, empezó a hacer lo posible por contactar con ellos. Cuando al final lo consiguió, Guerrero contestó a los expedicionarios:

«Soy casado y tengo tres hijos. Tiénenme por cacique y capitán cuando hay guerras. La cara tengo labrada y horadadas las orejas ¿Qué dirán de mi esos españoles, si me ven ir de este modo?»

En 1519 Hernán Cortés encontró a dos hombres en Cozumel.
Uno de ellos era Gerónimo de Aguilar, el fraile que documentó esta historia y ayudó a conquistar América como traductor e intérprete maya.

El otro se llamaba Gonzalo Guerrero y era de Huelva.
Murió por el disparo de un arcabuz en 1536, tras pasarse 25 años defendiendo sus tierras de los invasores españoles.

Mundo Extraño vuelve la semana que viene.

Imagen

Entre los efectos perniciosos que tuvo el ascenso del partido nazi en Alemania en la década de los treinta, uno de los más irrelevantes, pero sin duda molestos, fue el declive en las ventas de productos de artesanía americana.

Los nativos (navajos y hopi, entre otros), vieron cómo los turistas dejaban de comprar sus cestas y murales, ya que el símbolo que los adornaba, que llevaba siendo utilizado durante décadas, tenía nuevas connotaciones. Sin embargo, no fue hasta que los Estados Unidos declararon la guerra a Alemania -y les costó bastante: hasta 1942 las autovías de Arizona tenían estos indicadores– que varias tribus decidieron firmar un documento en el que declaraban el fin del uso de la esvástica en sus obras de arte.

No deja de tener su gracia un episodio tangencialmente relacionado con este: tras los problemas que los mensajes transmitidos en lenguas americanas provocaron al ejército alemán en la Primera Guerra Mundial, los nazis mandaron en los años treinta una expedición de falsos antropólogos a Estados Unidos. Su intención era utilizar los puntos comunes que fuera posible (la esvástica, esencialmente) para atraer a algunos indios a sus filas, de forma que pudieran descodificar los mensajes del ejército americano en caso de guerra. Pese al ofrecimiento de declararlos “raza aria” -debían de tener miles de carnets de ario en algún oscuro cuarto de Berlín, para ser utilizados en cuanto fuera necesario-, los americanos rechazaron la oferta, ya que eran conscientes de no tenían muchas papeletas de salir bien parados en el futuro mundo nazi.

Al final, la relación más estrecha que se estableció entre ambos colectivos estuvo mediada por los fusiles, ya que la mayoría de las naciones nativas declararon la guerra a Alemania -de forma independiente al gobierno de Estados Unidos, aunque para luchar tuvieron que alistarse en el ejército americano- y varios miles de nativos combatieron en todos los frentes del conflicto.

Enlace

Proclaman ante notario al nuevo monarca de Rapa Nui

La calma, el orden, el respeto a las formas. Este tipo de cosas nos parecen fundamentales en la sociedad moderna. Demuestran el conjunto de dotes conocidas como SABER ESTAR.

Por esto consideramos un ejemplo civilizatorio que Valentino Riroroko Tuki haya dado un paso al frente y se presentase ante notario para declararse rey.

Las 36 familias ancestrales de la etnia rapanui le habían negado el puesto al heredero (por ser demasiado mayor), así que la plaza estaba más o menos vacante. El señor Riroroko Tuki es nieto del último rey rapanui asesinado en 1898, a las familias les pareció bien y la notaria chilena tampoco se complicó la vida. Normal, por otra parte, porque la monarquía de Isla de Pascua es un jardín importante.

Lo primero que hizo el monarca, a los tres días del nombramiento, fue contratar un abogado y demandar a Chile para exigir la independencia.

El éxito de la demanda es de sobra conocido, como recordarán por la Independencia de Pascua ocurrida em…. nunca.

Y ale, ya está.

Abandonen el lugar sin armar jaleo. Sin sonreír.

Isla de Pascua, julio de 2011.

El Tiu Chema nos lo envía desde su refugio en el Pacífico.

Proclaman ante notario al nuevo monarca de Rapa Nui

Enlace

Siria da la noticia del atentado de Sarajevo con un siglo de retraso

No sabemos muy bien cómo tomarnos esto. La televisión estatal Siria emitió como “noticia urgente” la muerte del Archiduque Francisco Fernando, heredero del Imperio Austrohúngaro.

Hechos de hace un siglo.
Un poco como TVE pero con cien años de diferencia en lugar de cincuenta.

Tal vez por despiste, las prisas o un más que probable becario expiatorio, pero lo cierto es que los telediarios históricos son bastante más interesantes que los de ahora. Por si acaso nosotros seguiremos pendientes a ver si el 28 de julio anuncian la declaración de guerra a Serbia.

Siria, 28 de junio de 2014.

Siria da la noticia del atentado de Sarajevo con un siglo de retraso

Enlace

Un pescador siberiano pesca un dios de hace cuatro mil años (Hola, Dagón)

Un señor siberiano está examinando el contenido de sus redes y encuentra un objeto que parece una piedra. Va a tirarlo al agua de nuevo, pero algo se lo impide. Una especie de presentimiento le obliga a acercar la piedra a su cara y mirarla con más atención. El rostro tallado en un extremo del objeto le devuelve la mirada. Es una mirada seria, que proviene de unos ojos toscamente trazados, a la que miles de años de olvido han dotado de una furia indiferente.

El pescador guarda la figura y la lleva al museo local, donde los arqueólogos datan su creación. Se trata de un antiguo dios de la Edad de Bronce. Un ídolo que habrá sido adorado por sabe Dios qué criaturas, y al que sin duda habrán sido sacrificadas multitud de vidas. Una deidad de otro tiempo, cuyo poder remite a edades anteriores a la de la Ciencia y las Artes. El que en el pasado movió a pueblos de cazadores cubiertos de pieles a matar, amar, saquear y construir, ahora es un trozo de cuerno fosilizado en las vitrinas de un pequeño museo de Siberia, tan inofensivo como una moneda de cobre acuñada en Bizancio al final del siglo XII.

El pescador sabe que no es así.

Un pescador siberiano pesca un dios de hace cuatro mil años (Hola, Dagón)

Enlace

Un santero manda por correo dos cráneos dentro de ositos de peluche

Un santero desentierra dos cráneos y los envía por correo postal. Por lo visto la actividad está dentro de su ámbito laboral: el hombre tiene un puesto en un mercadillo y se dedica a vender plantas medicinales y huesos (a nosotros no nos miren).

De todos modos nos parece muy curioso lo de rellenar peluches con restos humanos.

Es como disecar, pero al revés.

México, 23 de junio de 2014.
Historia aportada por Zooplancton.

Un santero manda por correo dos cráneos dentro de ositos de peluche

Vídeo

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=c3CBUGVrjZs?feature=oembed&enablejsapi=1&origin=http://safe.txmblr.com&wmode=opaque&w=500&h=375]

En Mundo Extraño apreciamos la constancia, sobre todo si tan noble virtud se pone al servicio de causas pintorescas. Por ello, el señor canadiense que excavó un sótano usando máquinas de radiocontrol es venerado en esta casa, aunque procuramos que los robots del archivo no se enteren de su existencia, no sea que.

Rogamos que visiten la a ratos aburridísima pero siempre fascinante serie de vídeos de Joe Murray, en la que documenta con detalle el larguísimo proceso.

Enlace

Dos trabajadores de un circo se fugan. No iban solos.

Quién no ha querido, al abandonar un trabajo que no le gustaba, llevarse algo de allí. Una grapadora, carpetas, incluso la caja del último día. Los más arrojados han pasado de la idea al acto y se han ido con ese pequeño trofeo, con la satisfacción de haber ganado la última batalla, por insignificante que fuera. Respetamos eso.

Pero si tu trabajo es ser domadora de leones en un circo y con lo que te fugas es con el hijo del dueño, ocho leones y dos tigres, el respeto se convierte en rendida admiración.

No hemos querido investigar más sobre este asunto, porque preferimos creer que la ahora sesentona domadora sigue recorriendo el mundo, evadiendo a la Policía Circense, junto con su manada de felinos y su amante treintañero.

Melle, Alemania, abril de 2003.

Dos trabajadores de un circo se fugan. No iban solos.