Vídeo

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=t5hx2Ofeik8?feature=oembed&enablejsapi=1&origin=http://safe.txmblr.com&wmode=opaque&w=500&h=375]

En 1994, Chemi Márquez Morales tuvo un accidente de moto en la Gran Vía de Granada. El coche que lo atropelló no consiguió arrebatarle la vida, pero sí el dedo meñique del pie derecho. A cambio, Chemi obtuvo una indemnización que empleó en comprar una casa en el Albaicín, su barrio. Hasta ahí, bien.

Resulta que, no sabemos si transido de dolor o por dar el espectáculo, el mutilado Chemi decidió organizar un entierro para el dedo, que había pedido a los médicos que no tiraran. Llegados a este punto, la historia podría haber acabado mal: enterrar un dedo, por gracioso que sea, no está a la altura de comérselo. Afortunadamente, el dedo tenía otro destino en mente.

Porque fue el fantasma del dedo, no hay duda, el que impulsó a Chemi a desenterrar su miembro conservado en formol -hombre prudente, hay que reconocerlo- y trasladarlo al patio de su casa. Eso dio lugar a una procesión anual en la que Chemi y sus amigos -que dejaron de ser jóvenes en algún momento, Ideal de Granada, que hace veinte años de aquello-, junto con turistas y el que aparezca por allí, pasean el dedo incorrupto por el Albaicín, comenzando y terminando en el Carmen del Meñique, hogar de Chemi y lugar de eterno reposo de su dedo perdido.

Y, a falta de canibalismo, está el besapiés a Chemi al terminar la procesión. Que no vamos a juzgar porque creemos en la libertad de culto casi todos los días del año.

Enlace

Un agricultor de Teruel envía dos balas de alfalfa a la Reina Isabel II

Celtiberia at its finest.

Un agricultor de Castelserás se entera que los caballos de carreras de la casa real británica habían dado positivo en pruebas de dopaje. El hombre concluye que es debido a la baja calidad del pasto y, con aguda mente emprendedora, envía dos fardos de alfalfa al Palacio de Buckingham porque “en Teruel tenemos la mejor alfalfa del mundo

Y ojo, en honor a la verdad hay que decir que el aguerrido granjero sabe lo que se dice. Provee de forraje a caballerizas en Francia, Alemania, Arabia Saudí… pero joder, aun así.

No obstante, entre toda la grandeza de la historia, nos quedamos con esa cita, ESA JOYA, esa frase para la posteridad que debería ser grabada en mármol y colocada en la plaza de Castelserás:

La Reina Isabel II está muy mayor y se va a morir sin conocer la alfalfa de verdad.

-Un señor de Teruel.

Teruel, 11 de agosto de 2014.

Un agricultor de Teruel envía dos balas de alfalfa a la Reina Isabel II

Enlace

Un banquete de boda acaba en batalla campal por razones políticas

Cualquiera que haya crecido en la zona rural conoce alguna de esas bodas en las que no sólo el cura reparte las hostias.

Es algo típico. En el norte casi obligatorio.
No obstante, la noticia nos regala esa base costumbrista con un bellísimo plus de conflicto político al puro estilo españaza cainita.

Tenemos una boda entre vascos y vallisoletanos, un cantautor euskaldún y un banquete terminado en reyerta. Metáfora perfecta de las Dos Españas (con barra libre de por medio). El resultado final fueron cinco heridos, dos detenidos y álbum de boda precioso.

No vamos a romper una lanza en favor de nadie, pero tampoco sabemos cómo reaccionaríamos nosotros sin nos colasen canciones regionales en medio de la celebración. Por otra parte, puestos a elegir, preferimos una boda con Ertzaintza antes que una con la Tuna, dónde va a parar.

En lo puramente personal estamos orgullosos de haber evitado cualquier chiste con “Donostia”.

San Sebastián, 30 de octubre de 2012.

Un banquete de boda acaba en batalla campal por razones políticas

Enlace

Consoladores explosivos para miembros de la Iglesia

Breve inventario de lo que nos ofrece esta historia:

  • Atentados con consoladores.
  • Grupúsculo anarquista llamado “Club de Artesanos del Café”.
  • Olla exprés bomba en la Catedral de La Almudena.
  • Legionarios de Cristo.
  • Disculpas a una funcionaria de correos herida durante la manipulación de un pene de goma explosivo.

Nos vemos incapaces de añadir cualquier comentario.

Madrid, 19 de abril de 2013

Consoladores explosivos para miembros de la Iglesia

Enlace

Suegra malvada y Amor Solo, una historia de droga

Poco podemos añadir a esta historia que no esté en el nada apenas un poco moderadamente sensacionalista artículo de El Mundo: utilización de términos filipinos gratuitamente, por darle sabor al artículo, generalizaciones con un tono levemente racista, gráficas imágenes verbales de señores desdentados…

He aquí el resumen: Amor Solo (¡AMOR SOLO!), líder de una banda filipina que vende anfetamina en Madrid, es detenido en diciembre. La suegra de uno de sus contactos, Jose, que encargaba la droga, se hace con el control del grupo. El precio del shabú -nombre de la droga, que produce graves daños en el cuerpo, de ahí los señores desdentados que vagan por los parques de Malasaña comiendo caramelos- se dispara tras la incautación del alijo de diciembre. Jose confía a chamanes de confianza el que hagan invisibles a sus mulas en los aeropuertos españoles. Detienen a más de cuarenta personas, incluyendo miembros de una ONG con tatuajes identificativos en las manos.

Una cosa que nos ha gustado de esta historia es cómo un grupo de varios países -había malienses y filipinos, al menos- se adapta a la costumbre local y monta una empresa criminal basada en la superstición y los lazos familiares. Un clásico ibérico, al fin y al cabo.

Chivatazo de Tony Tornado, siempre al quite en cuestión de crimen y rituales paganos.

Madrid, 20 de marzo de 2014

Suegra malvada y Amor Solo, una historia de droga

Imagen

Si creían que sólo en Indonesia tienen costumbres pintorescas, esta España nuestra no iba a ser menos.

La celebración burgalesa del Colacho la descubrimos gracias a la noticia “El Colacho vuelve a espantar al maligno en Castrillo de Murcia” en la que se narra la centenaria costumbre de saltar neonatos para librarlos del mal. Lonely Planet le dedicó un breve documental y el Daily Mail se hizo eco de tal costumbre con varias imágenes del evento.

Para contestar a la duda que les asalta en estos momentos: no. Las autoridades aseguran que nunca hubo ningún accidente durante la celebración del Colacho. Por si acaso hemos dedicado un rato a buscar (sin frutos) noticias sobre recién nacidos heridos en esa zona de Burgos.

*La foto que encabeza la entrada es obra de Denis Doyle para Associated Press.

Imagen

Si creían que sólo en Indonesia tienen costumbres pintorescas, esta España nuestra no iba a ser menos.

La celebración burgalesa del Colacho la descubrimos gracias a la noticia “El Colacho vuelve a espantar al maligno en Castrillo de Murcia” en la que se narra la centenaria costumbre de saltar neonatos para librarlos del mal. Lonely Planet le dedicó un breve documental y el Daily Mail se hizo eco de tal costumbre con varias imágenes del evento.

Para contestar a la duda que les asalta en estos momentos: no. Las autoridades aseguran que nunca hubo ningún accidente durante la celebración del Colacho. Por si acaso hemos dedicado un rato a buscar (sin frutos) noticias sobre recién nacidos heridos en esa zona de Burgos.

*La foto que encabeza la entrada es obra de Denis Doyle para Associated Press.