Enlace

Afganistán, tierra de maravillas: el venado con colmillos

Ya dijimos que habría entradas sorpresa. Nosotros también esperábamos aguantar más.

Pero un ciervo se presentó en la Torre Extraña y, con expresión compungida, nos hizo entender que lo enviaba el mono Funkhouser, y que si no hablábamos de él ahora, con el Especial Animales reciente, cuándo lo íbamos a hacer.

Eso no nos convenció, porque la verdad es que hemos tenido animales para caer malos.

Fue entonces cuando enseñó los colmillos. Lo invitamos a pasar y le preparamos una ensalada.

Mediante una combinación de mordiscos, ruidos propios de un cérvido y golpes con los cascos en el delicadísimo suelo de la biblioteca, el visitante nos explicó que su especie está en peligro de extinción, y que no debíamos temer a sus colmillos, pues solo los utiliza en época de reproducción.

Expuso su situación de forma tan razonada y sencilla que no pudimos menos que sentir simpatía por ese inofensivo herbívoro, condenado a tener una apariencia agresiva y casi demoníaca, expuesto al odio y la incomprensión de los demás mamíferos.

Así que nos comprometimos a dedicarle una entrada, para que el mundo conozca su situación.

Ni siquiera el descubrimiento, tras irse este inocente comehierbas, del cadáver de uno de los gatos de la biblioteca nos pudo disuadir. Tampoco las dos heridas circulares y profundas que tenía en el cuello.

Afganistán, tierra de maravillas: el venado con colmillos