Enlace

¡Reina Letizia, Reina Bruja!

En primer lugar, gracias a Infovaticana: si no fuera por ellos, esta noticia habría pasado desapercibida. Porque el titular, sin el filtro de lo Oscuro que le han dado, sería algo así:

La reina Letizia se compra un tebeo de un conocido autor

Esto, evidentemente, sería un aburrimiento. Así que la redacción de Infovaticana ha ido a la sustancia: qué hay en ese tebeo. Qué mandanga buena pueden proporcionar a sus lectores (e, incidentalmente, a este Mundo Extraño estival). Y han encontrado oro, vaya que sí:

-Alan Moore, el autor, es anarquista.

-Considera el libro “una llamada a las armas”.

-Los (innombrados) críticos han recomendado el libro a “los amigos de lo oculto y el paganismo”.

-Se cita a Aleister Crowley y a la Sociedad del Alba Dorada.

Y, a partir de aquí (mitad del artículo), pasamos a una minuciosa ¿? descomposición de la figura del ocultista británico. Palabras clave: sexo, diable, tantrismo, satanismo, Gran Bestia, 666, aniquilación del cristianismo. 

Al terminar la corta pero vibrante pieza, solo el cinismo y laico escepticismo que invaden y permean nuestra sociedad* han evitado que el lector esté convencido de que la reina Letizia está a un paso de copular con machos cabríos mientras sacrifica católicos requetés. 

Afortunadamente, el lector de infovaticana está a salvo de las veleidades no ya posmodernas, sino puramente ilustradas, lo que le permite deleitarnos con joyas como estas, obtenidas tal cual de la sección de comentarios:

Mi voto ya hace tiempo que esta decidido: NO  a esta monarquía, mundana, progresista, abortista y podrida.

¿Mundana? ¡Pero si precisamente lo que busca es el Más Allá! ¡Los secretos gnósticos! ¡La Sabiduría Prohibida!

El interés de la Leti por el ocultismo es porque es Masón

¿Quién es masón? ¿El ocultismo? ¿Leti? ¿EL REY?

Probablemente la nefasta ley del aborto que sufrimos sea una lúgubre  ofrenda al diablo por mantenerlos de el poder.

OJALÁ.

La afición de Letizia por el ocultismo viene de lejos. Observen ustedes
cómo se oculta y nunca se habla de su primer matrimonio y de las cuasas
de su divorcio. Y todavía más oculto es el oborto que se provocó antes
de casarse con el principe Felipe y que su primo cuenta con todo detalle
en el libro sobre Letizia, “Adios Princesa”.

Letizia se provocó un oborto oculto gracias a las artes oscuras. Nada que comentar aquí.

La apostasía sigue su curso: la reina católica comprando libros de
satanistas. No me extraña que acepten al Hijo de Perdición, pues éste
será muy versado en artes ocultista y será el hijo protegido de Satanás.

Es obvio que el Hijo de Perdición es Froilán, y de aquí no me vais a sacar.

*Parte de la culpa se puede atribuir a la lamentable prosa del redactor, que es incapaz de transmitir tan poderosos conceptos con un mínimo de entusiasmo.

¡Reina Letizia, Reina Bruja!