Enlace

Un hombre se dispara en la boca mediante un armadillo

En realidad el señor, habitante de Texas, disparó tres veces con un revólver del 38 al animal. Una de las balas rebotó en el caparazón del armadillo y le dio en la mandíbula. Ahora está en el hospital con la mandíbula cosida, sin poder hablar.

La polícía dice que no han encontrado al armadillo, así que no saben cómo está, si vivo o muerto, herido o no.

Nosotros sí lo sabemos: se ha convertido en el rey de su bar de confianza, en el que cuenta la historia una y otra vez entre grandes risotadas armadillescas. Cada vez le añade más detalles, está empezando a exagerar demasiado. Ya ha conseguido que le inviten a seis rondas, y se está poniendo un poco pesado. Y cuando uno le ha dicho que ni de broma ha conseguido herir a un humano con una bala de revólver se ha erguido sobre las patas traseras y ha empezado a bufar violentamente. Este armadillo antes no era así, era un armadillo humilde. Se le ha subido el éxito a la cabeza.

No le vendría mal que alguien le cosiera la mandíbula, a este armadillo texano.

Un hombre se dispara en la boca mediante un armadillo

Enlace

¡Lío de tropas en Texas!

La relación entre Texas y el gobierno federal estadounidense es más un “es complicado” que otra cosa desde tiempo inmemorial. La desconfianza hacia un gobierno hipertrofiado, la creencia de que Estados Unidos lo gobiernan lagartos comunistas ateizantes… todo influye, como dice mi abuelo.

Ahora bien, a nadie se le había ocurrido, hasta el momento, utilizar a la Guardia Estatal (parte del ejército del estado, que hasta ahora ni sabíamos que existía) para vigilar unas maniobras de fuerzas especiales que tienen lugar en ese estado y muchos otros. No es que las fuerzas especiales estadounidenses nos parezcan dignas de la menor confianza, pero igual pensar que van a anexionarse Texas (que, de momento, ya es parte del mismo país), es exagerar. Qué sabemos nosotros.

En cualquier caso, recomendamos vivamente la lectura del artículo original, que recoge un sinfín de pruebas, tales como la indudable conexión entre el campamento de ISIS en El Paso, Texas, y la operación de bandera falsa que permitirá al gobierno federal conquistar Texas, los trenes con grilletes que están esperando para llevarse a los patriotas tejanos y, no menos importante, los supermercados SUPUESTAMENTE en obras que están siendo preparados para que la guerrilla responda a la agresión imperialista.

Esperamos fervientemente que los miedos de los patriotas texanos sean infundados y puedan continuar deleitándonos con sus preclaras dotes de deducción muchos años más.

¡Lío de tropas en Texas!